Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil lo sabe todo de su coche en cuatro segundos

Un sistema para identificar matrículas detecta al instante vehículos robados y sospechosos

El director general de la Guardia Civil, Arsénio Fernández de Mesa, en el centro, la pasada semana en Málaga. Ampliar foto
El director general de la Guardia Civil, Arsénio Fernández de Mesa, en el centro, la pasada semana en Málaga. EFE

El Sistema de Identificación Automático de Matrículas (SIAM) de la Guardia Civil es capaz de detectar y comunicar en apenas cuatro segundos si un coche que entra o sale del país es robado, tiene la placa doblada o si presenta algún elemento sospechoso, como un cambio de color.

El sistema está instalado en las fronteras de Ceuta, Melilla y La Línea de la Concepción (el límite de Cádiz con Gibraltar es una zona sensible por el contrabando de tabaco) y en los puertos de Barcelona, Alicante, Almería, Motril, Málaga, Algeciras, Tarifa, Cádiz, Ceuta y Puerto del Rosario, en Fuerteventura. En el recinto portuario de Melilla se utiliza, en función de las necesidades, un dispositivo portátil.

El acceso a todas estas instalaciones se hace a través de sendos viales, uno de entrada y otro de salida, acondicionados para impedir que el vehículo pueda dar la vuelta. La zona está controlada por varias cámaras, conectadas a los servidores locales y centrales de la Guardia Civil, que capturan la imagen de la matrícula del coche y de las personas que viajan en su interior.

La nueva aplicación del SIAM permite conocer en tiempo real si ese número de registro tiene anotada alguna alerta, y en caso positivo, la incidencia se comunica en cuatro segundos al guardia civil del puesto. En un momento se dispone de todo el historial del turismo.

El proceso es rápido. Si el coche está limpio, la barrera se levanta. Si no es así, permanece bajada y el agente, que continúa con otras labores (por ejemplo, el registro de un maletero o la identificación de personas), recibe un mensaje a través de un dispositivo móvil conectado por wifi a la red. “Es un vehículo robado”, puede alertar ese sms. “Inspeccionar vehículo y pasajeros”, puede ser otro de los avisos. El guardia civil, entonces, actuará en consecuencia.

Las cámaras de que está dotado el SIAM permiten registrar una matrícula con un 98% de fiabilidad en un vehículo que se desplace a una velocidad de hasta 180 kilómetros por hora. Además puede leer placas de cualquier forma y color.

Los avances en el Sistema de Identificación Automática de Matrículas se han presentado esta semana en Málaga y han requerido una inversión de 1,18 millones de euros financiada con fondos europeos. Para el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, este “nuevo capítulo de innovación tecnológica” es acorde con la disposición de la Unión Europea (UE) de “crear un espacio sin fronteras, pero con las debidas garantías para los ciudadanos”. Los países que constituyen frontera exterior de la UE adquieren una importancia estratégica para los intereses comunes, advierten los agentes.

El SIAM agiliza las labores de control, algo que seguramente han agradecido los puertos andaluces este verano durante la Operación Paso del Estrecho (OPE), que se ha cerrado con casi tres millones de pasajeros cruzando el Mediterráneo y cerca de 630.000 vehículos, un 6% más que el año pasado. Las rotaciones en barco han crecido un 14% hasta superar las 10.200.