Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margallo dice que los miembros de la ONU dan por fracasado el plebiscito

El ministro: "Junts pel sí se parece al camarote de los Hermanos Marx"

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, habla a la prensa este martes en los jardines de las Naciones Unidas.
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, habla a la prensa este martes en los jardines de las Naciones Unidas. EFE

Cataluña también ha asomado en la Asamblea General de Naciones Unidas. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, dijo este martes que muchos miembros de la ONU, "amigos" de España, han sentido "un enorme alivio" al conocer que los partidos independentistas no han ganado en votos en las elecciones catalanas, aunque sí en escaños, mientras que la "inestabilidad" en el seno del grupo de formaciones vencedor de los comicios sí genera "inquietud".

"Junts pel sí se parece cada vez un poco más al camarote de los Hermanos Marx. Ahí está la gente que ha creado Convergència, la gente de Esquerra, de la ANC, las monjas enclaustradas... Como español me preocupa enormemente que la región más dinámica de España entre en un periodo de inestabilidad política. Es malo para los catalanes y para España. A ver si volvemos todos al sueño de la razón", se despachó en los jardines en la ONU a un grupo de periodistas españoles.

Tras abordar las diferencias entre Estados Unidos y Rusia para lidiar con el conflicto en Siria, el titular de Exteriores ha respondido a la batalla interna española. "Todo el mundo se ha alegrado de que este seudoplebiscito anticonstitucional haya fracasado", dijo, y luego abundó:  "EE UU, Reino Unido, los suecos, los suizos, los sudafricanos, los saudís, los jordanos... Todo el que me ha visto me ha dicho que menos mal que se ha evitado algo que era malo para los catalanes, para los españoles, para los europeos y para la comunidad internacional. Por tanto, ha habido respiro generalizado".

Margallo expresó "serias dudas" de que Artur Mas pueda ser el próximo presidente de la Generalitat y recordó que el líder convergente no ha dejado de perder escaños "desde que se apuntó a una deriva separatista". No obstante, no valoró su imputación más allá de señalar que si la justicia considera que hay razones suficientes para proceder a una imputación "es porque es su responsabilidad".

En cuanto a la posibilidad de una reforma de la Constitución -el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, se mostró partidario de "una revisión" desde la "lealtad institucional"-, el ministro dijo que, aunque la norma fundamental "no está tallada en piedra",  no es el momento "en víspera de unas elecciones generales".

"Para reformarla se tienen que dar varias condiciones: que se siga el procedimiento legal establecido; que haya un consenso similar al de los constituyentes en el 78 que permita saber que es lo que queremos reforma y lo que no; y su utilidad, qué problemas crearía y que problemas solucionaría. Cuando eso se produzca, se podrá reformar, está previsto", reflexionó.