Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad deja sin el ‘google médico’ un mes y medio a los profesionales

La licencia de la herramienta online UpToDate, que sirve a los médicos para buscar los últimos avances y cuesta 2,7 millones al año, estuvo sin renovar pese a las críticas de los sanitarios

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, junto a la escritora Charo Izquierdo y la directora de cine Mabel Lozano, durante la presentación el miércoles del Plan Integral para la Lucha contra la Trata.
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, junto a la escritora Charo Izquierdo y la directora de cine Mabel Lozano, durante la presentación el miércoles del Plan Integral para la Lucha contra la Trata. EFE

Los 260.000 profesionales sanitarios españoles han estado casi mes y medio sin acceso a una herramienta online que les permite conocer de forma inmediata las últimas novedades médicas. La aplicación, llamada UpToDate, ofrece información clínica en todos los hospitales y centros de salud públicos españoles gracias a una suscripción que paga desde 2013 el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Este agosto, sin embargo, el ministerio no renovó la licencia, lo que ha provocado que los médicos y enfermeros hayan estado desde mediados del mes pasado y hasta este fin de semana sin poder consultarlo. El coste de la licencia asciende a 2,7 millones de euros al año.

UpToDate es un sistema de conocimientos clínicos elaborado por médicos, que cuenta con 5.100 autores, editores y revisores médicos de prestigio. Estos siguen un proceso editorial riguroso para sintetizar la información médica más reciente en recomendaciones fiables, muy valoradas por los sanitarios. Ha sido tal el enfado de los facultativos que han llegado a recoger firmas por internet, a través de Avaaz.com, para pedirle al Ministerio que devolviera el servicio.

El buscador científico ha vuelto a entrar en funcionamiento este pasado fin de semana. "Ha habido retrasos en la tramitación de la renovación", explicó una portavoz del Ministerio de Sanidad a EL PAÍS el viernes, cuando el servicio aún no funcionaba. El Ministerio de Sanidad se ha negado durante varios días a precisar qué ha provocado los retrasos.

"Es la publicación que nos mantiene a los médicos al día", asegura un especialista madrileño. "Es fundamental para la medicina actual. En cualquier patología algo compleja o relativamente poco frecuente, nos beneficia una búsqueda para saber lo último que se ha publicado en las revistas médicas", añade un cirujano general.

El Ministerio de Sanidad contrató UpToDate en 2013. Esto hizo que las comunidades autónomas que tenían contratado este recurso, como Baleares (desde 2007), suprimieran sus suscripciones. El uso de esta aplicación tiene por objetivo "garantizar la calidad de la asistencia que se presta en el Sistema Nacional de Salud", aseguró el Ministerio de Sanidad en noviembre de 2013, cuando anunció la compra.

La aplicación, a la que los profesionales acceden a través de la intranet de sus consejerías de sanidad autonómicas, está pensada para "ayudar en la toma de decisiones frente a un acto médico", decía el ministerio. Los 260.000 sanitarios iban a tener acceso "además de a conocimientos clínicos basados en la evidencia, a evaluaciones de medicamentos, a productos sanitarios, tecnologías sanitarias y a guías de práctica clínica". "Es una vergüenza que por falta de suscripción se nos haya privado a nosotros y, sobre todo, a nuestros pacientes de ella", asegura el cirujano consultado por este diario.

El último contrato anual, formalizado el 8 de agosto de 2014, costó 2,7 millones de euros. El pasado 8 de septiembre la Secretaría General de Sanidad y Consumo adjudicó el suministro de licencia de suscripción a UpToDate, por un importe de 727.000 euros, según figura en la Plataforma de Contratación del Estado. En este caso, el plazo de ejecución es de tres meses. Sanidad ha negado que esta cambio se deba a restricciones presupuestarias.