La juez absuelve a los primeros ocupas de la Corrala Utopía

La fiscalía pedía una multa de 720 euros por un delito de usurpación

Miembros de la Corrala Utopía, en abril de 2014.
Miembros de la Corrala Utopía, en abril de 2014.Julián rojas

Ya son cuatro las personas absueltas de las cerca de 50 denunciadas por ocupar unas viviendas vacías durante casi dos años en un bloque propiedad de un banco en Sevilla y que se organizaron con el nombre de Corrala Utopía. La juez de lo penal 7 de Sevilla considera que no hay delito de usurpación en sus acciones, como denunció la fiscalía para los dos últimos casos resueltos. El Ministerio Público pedía una multa de 720 euros por este delito.

Más información

"Ante la falta de pruebas que nos acrediten la autoría del acusado, procede el dictado de una sentencia absolutoria", se lee en la sentencia del primer caso, en la que la juez considera probado que el sujeto acudió al bloque ocupado de forma intermitente a visitar a su hija, que vivía con su expareja. En el segundo caso, la magistrada ve que el segundo sujeto se introdujo junto a su esposa enferma en uno de los pisos "sin empleo de violencia o fuerza". "La intención de ocupar y permanecer en vivienda ajena en contra de la voluntad del dueño no se aprecia en el acusado de forma dolosa, por lo que consideramos, que en atención a sus circunstancias de necesidad y el escaso tiempo de ocupación, y el principio de intervención mínima del derecho penal, procede el dictado de una sentencia absolutoria", dicta en la segunda.

"Valoramos muchísimo este resultado, en él se refleja el trabajo colectivo de todos los implicados y se demuestra que no es un delito meterte bajo el techo de una casa vacía. Esto es la constatación de que teníamos razón", declara María Yanes, una de las denunciadas que está pendiente de recibir la sentencia de la juez. "Estamos contentos, si no se hubiese dictado esta resolución sería evidente que viviríamos es un estado represivo", apunta Yanes.

El caso del realojo de este grupo de personas en viviendas públicas generó el pasado año una crisis en el Gobierno andaluz, conformado por IU, que optó por buscarles una solución de emergencia; y el PSOE, que no lo consideró procedente. Durante el juicio, celebrado a principios de este mes, el coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, se acercó a apoyar a los ocupas y pidió la absolución para todos ellos. "Se está tratando únicamente de criminalizar la lucha social por el derecho a la vivienda", indicó.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50