Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La AUGC culpa al sistema policial de la descoordinación del caso de Thiem

La Asociación Unificada de Guardia Civiles denuncia que el conflicto de competencias ha ralentizado el proceso

Despliegue policial en busqueda de la peregrina americana.
Despliegue policial en busqueda de la peregrina americana. EL PAÍS

La Asociación Unificada de Guardia Civiles (AUGC) ha denunciado este martes que el retraso en el hallazgo del cadáver de la peregrina Denise Pikka Thiem se debe a la descoordinación policial y a la competencia entre distintos cuerpos policiales de ámbito estatal por defender sus respectivas demarcaciones y atribuirse el mérito en la resolución de los casos. Según el sindicato, la injerencia del comisario de la Policía Nacional de Astorga provocó que los investigadores de la Guardia Civil se fueran del lugar donde creían que se encontraba el cuerpo de la estadounidense. 

El sindicato, que tiene más de 30.000 afiliados, denuncia que el Ministerio del Interior ha "vendido a bombo y platillo" la gestión del caso de la peregrina desaparecida en Astorga, mientras que la realidad demuestra que una unificación del trabajo policial habría permitido una resolución mucho más rápida. Factor que habría evitado, según la AUGC, el bochorno que supuso que el senador estadounidense John McCain se dirigiera por escrito al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado agosto, para que considerara "invitar al FBI para ayudar en la investigación". Una misiva que se debió, a juicio de la Asociación, a la falta de avances en la resolución del caso, cuatro meses después que Denise Theim fuera vista por última vez.

Conflicto de competencias

La Asociación Unificada de Guardia Civiles cuenta que el pasado 27 abril, unos 20 días después de perderse el rastro de Denise, las investigaciones de la Guardia Civil concluyeron que Miguel Ángel Muñoz —hoy detenido confeso de la muerte de la peregrina— era el principal sospechoso de los hechos. El sindicato subraya que cuando el Grupo Cinológico de la Guardia Civil, especialista en salvamento y rescate, estaba rastreando con sus perros las inmediaciones de la finca donde se han encontrado este viernes los restos de la mujer, el comisario de la Policía Nacional de Astorga, presente en la zona, preguntó al guía de los canes qué hacía en el lugar y le advirtió de que se trataba de una demarcación de la Policía Nacional, no de la Guardia Civil.

El agente le contestó que el perro no entendía de demarcaciones ni de límites, y que solo se dedicaba a rastrear. Finalmente, los guardias civiles tuvieron que retirarse para evitar mayor conflicto. Como consecuencia de estos hechos, al día siguiente los investigadores modificaron el área de búsqueda, trasladándose 20 kilómetros más allá de Astorga. El sindicato asevera que el traslado se produjo no porque hubiese sospechas, sino por tener que limitarse a buscar en la demarcación de la Guardia Civil.

La Asociación subraya que este tipo de hechos no se producirían si hubiera coordinación e intercambio de información entre los cuerpos policiales. El sindicato reclama desde hace tiempo la reestructuración del sistema policial español, para conformar un modelo policial "acorde al siglo XXI", que consiste en la fusión de la Guardia Civil y Policía Nacional. De esta forma, se creará un nuevo cuerpo "más eficaz", en el que "la colaboración ya no será un problema".

Otro ejemplo que el sindicato aduce como reflejo de la "descoordinación", se produjo en la noche del pasado sábado en la localidad canaria de Arguineguín. El sindicato manifiesta que la patera con 40 inmigrantes que llegó a las aguas del Archipiélago tuvo que esperar durante 10 horas por un conflicto de competencias entre la Policía Nacional y la Guardia Civil.