Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sala: “El Constitucional no puede ser ejecutor de pretensiones políticas”

El expresidente del Tribunal Constitucional considera que la reforma del organismo es innecesaria y políticamente inoportuna

El expresidente del Tribunal Constitucional Pascual Sala califica de "inoportuna" e "innecesaria" la reforma planteada por el PP que permite al tribunal sancionar, e incluso inhabilitar, a cargos públicos. "Rechazo completamente que el Tribunal Constitucional sea un ejecutor al servicio del Gobierno de la nación, sea de la ideología que sea", afirma Pascual Sala. El jurista cree que ya existen medidas suficientes para garantizar la efectividad de las resoluciones judiciales.

"La ley ya establece un principio general que vincula a todos los poderes públicos, que están obligados a cumplir lo que el tribunal resuelva", explica Sala, refiriéndose la Ley Orgánica de 1979 que regula el Constitucional. Además, hay otra legislación, como el Código Penal, que contempla en los delitos de desobediencia y de prevaricación la posibilidad de actuar en caso de incumplimiento de resoluciones judiciales.

"Siempre se cumplen todas las sentencias del Tribunal Constitucional. No se puede hacer una propuesta de ley fundada en sospechas de delitos que puedan cometerse", asegura el jurista. Sala se muestra escandalizado ante la posibilidad de que la finalidad de la reforma sea inhabilitar a Artur Mas como presidente de la Generalitat en el caso de que incumpla una resolución: "El asunto sería insólito, sería imposible. No se puede legislar en función de futurologías", sentencia.

Más información