Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos impide la agresión a una edil del PP en una localidad de Guadalajara

Un vecino aprovecha un pleno para insultar, amenazar e intentar golpear a la concejal

Marta Valdenebro, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Villanueva de la Torre. Ampliar foto
Marta Valdenebro, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Villanueva de la Torre.

La exalcaldesa y concejal Marta Valdenebro, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Villanueva de la Torre (Guadalajara), ha sufrido este jueves un intento de agresión al finalizar la celebración de un pleno. Un vecino de la localidad, que asistía a la sesión como parte del público, la insultó, amenazó e intentó golpear. Cuatro militantes de Podemos, también vecinos, impidieron que el hombre alcanzara a la edil, que este lunes presentará una querella contra el agresor.

El atacante, que ronda los 60 años, aprovechó el turno de preguntas para increpar a los concejales del PP. Valdenebro cuenta que el hombre interrumpió a una mujer que tenía la palabra y empezó a insultar a los populares. La sesión fue suspendida, pero al finalizar el pleno, cuando el público y los políticos ya se retiraban del Ayuntamiento, el agresor se dirigió directamente hacia Valdenebro. "Me insultó, me amenazó y me dijo que le habíamos arruinado la vida. Me llamó hija de puta y vino hacia a mí para darme, pero lo cogieron cuatro militantes de Podemos. Él trataba de zafarse para pegarme; venía a darme y le tuve muy cerca, a un palmo", relata por teléfono la concejal, de 38 años.

La ciudad, de casi 7.000 habitantes, está gobernada por la coalición Ahora Villanueva de la Torre, tras las elecciones del pasado 24 de mayo. La alcaldesa, Vanessa Sánchez Rebollo (Podemos), no tiene mayoría: hay cinco concejales del PP, cuatro del PSOE y otros cuatro de su coalición. Valdenebro cuenta que el pleno del jueves ha sido el segundo de la nueva administración. El primero, celebrado el 20 de julio, también fue "muy polémico". "El público pasó insultándonos durante una hora y pico. Insultos para todos, menos para el equipo del nuevo Gobierno. A los concejales del PSOE incluso les lanzaron monedas", asegura Valdenebro, que afirma que hablaron con la alcaldesa para evitar que se repitiera una situación similar.

El público pasó insultándonos durante una hora y pico. Insultos para todos, menos para el equipo del Gobierno

La portavoz municipal del PP cree que "se palma un clima el odio" y que, aunque se siente "desbordada" porque el agresor tomó una foto de su coche con la matrícula, quiere denunciar su caso para "intentar poner sensatez a este ambiente exaltado" al que considera que se ha llegado en los últimos meses. La presidenta de Vox en la provincia de Cuenca, Inmaculada Sequí, recibió este martes una paliza de dos hombres y una mujer. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en seguida tildó este suceso de "incalificable atentado" contra la libertad política.

"No quiero responsabilizar a nadie, pero creo se ha alimentado el resentimiento, muchas veces con políticas oportunistas y populistas. La gente busca culpables, incluso de situaciones que se nos van de las manos, y al final se pierde el respeto. Todos tenemos nuestras ideas y diferencias, pero hay que buscar el entendimiento con respeto y cordialidad", comenta Valdenebro, que añade que también ha percibido ese "clima de odio" en redes sociales como Twitter.

Valdenebro lleva ocho años en el mundo de la política. Entre 2011 y 2015 fue alcaldesa de Villanueva de la Torre. Aunque ahora está en la oposición, la concejal destaca algo positivo de todo este conflicto: el apoyo que ha recibido de sus compañeros, especialmente de la alcaldesa, "que se vio tan sorprendida como el resto de concejales". "No había distinción de partidos, estábamos todos juntos, como vecinos: PSOE, Podemos y PP. Unos con otros, no contra otros".

La concejal popular, que el lunes presentará una querella por intento de agresión a cargo público, amenazas e insultos, asegura que Sánchez Rebollo también denunciará el caso ante la Guardia Civil. La exalcaldesa dice que no conoce al vecino, pero que, según los datos que tiene, el hombre había justificado su comportamiento por el cobro de la tasa de vado. La edil dice, sin embargo, que está "convencida" de que intentaron golpearla por dos motivos: "Primero, porque soy del PP. Segundo, porque soy mujer. Seguro que contra un hombre de 1,80 no se van; contra mí sí, que soy menuda y bajita".