Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yolanda Barcina dimite como presidenta de UPN

Una asamblea elegirá al nuevo dirigente que heredará la ejecutiva actual, en dos meses

Yolanda Barcina tras los resultados de las elecciones 24M Ampliar foto
Yolanda Barcina en un mitin de campaña de las pasadas elecciones. EFE

Unión del Pueblo Navarro (UPN), el partido que ha gobernado Navarra los últimos 24 años, tendrá que elegir nuevo presidente. Lo hará en una asamblea extraordinaria en menos de dos meses, tras la decisión de Yolanda Barcina de dejar la presidencia de la formación, que ha comunicado este jueves al comité ejecutivo que cesa del cargo. El vicepresidente, Antonio Sola, asumirá interinamente la dirección de la formación regionalista, sumida en una crisis interna tras la pérdida del ejecutivo navarro y de la gran mayoría de los ayuntamientos que regía.

La ya expresidenta ha justificado este jueves su decisión en la necesidad de que UPN cuente "con un presidente a tiempo completo", algo que ella afirma no poder garantizar, ya que a principios de agosto se incorporó a su plaza de catedrática en la Universidad Pública de Navarra, tras dejar la presidencia del Gobierno. Barcina dirigía UPN desde 2009, compatibilizando el cargo con la alcaldía de Pamplona hasta 2011 y la presidencia de Navarra entre 2011 y julio pasado. La dimisión de Barcina varía el calendario que ella misma había marcado en junio, tras constatarse la derrota de su partido. Entonces apostó por un congreso extraordinario, "cuanto antes mejor", para renovar la dirección regionalista y afrontar las elecciones generales.

El Consejo Político, de 250 miembros, debía fijar la próxima semana la fecha para ese congreso, en el que se renovaría completamente la dirección de UPN y también se pretendían introducir mecanismos más abiertos de elección de listas.

Una asamblea extraordinaria elegirá al nuevo presidente. La reunión tiene que convocarse en un plazo de dos meses. Sin embargo, el nuevo líder del partido heredará la ejecutiva que hasta ahora dirigía Barcina. Incluso la expresidenta seguirá presente en ese órgano, ya que los anteriores jefes del ejecutivo tienen reservado puesto en ese órgano. Por el momento son dos las personas que se postulan: el candidato regionalista en las elecciones forales, Javier Esparza, y la senadora Amelia Salanueva.

Hay dos postulantes para el cargo: el candidato regionalista en las elecciones forales, Javier Esparza, y la senadora Amelia Salanueva

La principal tarea que tiene que afrontar en el futuro próximo UPN es la decisión de concurrir a las elecciones generales en solitario o en coalición con el PP, como ha ocurrido desde 1991. UPN y PP rompieron su alianza en 2008, cuando Miguel Sanz gobernaba con el apoyo del PSOE. Tras competir en las forales de mayo de 2011, concurrieron en coalición a las generales y los regionalistas navarros han sido prácticamente el único apoyo que ha tenido el PP durante esta legislatura, con Barcina ya como líder. Aunque ninguno de los dos candidatos a suceder a la presidenta ha desvelado cuál será su postura en esta materia, el sector de Salanueva ha sido tradicionalmente reticente a perder voz propia en Madrid. Por su parte, Javier Esparza ha apostado porque sean los militantes quienes decidan sobre esta coalición, aunque se resiste a decir cuál es su postura en esa materia.

Más información