Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grado más, una playa menos

La organización WWF alerta del impacto del cambio climático en las costas españolas

Los científicos estiman que el nivel del mar subirá cerca de seis centímetros hasta 2040

Construcciones en la playa de Calella de Mar, Barcelona.
Construcciones en la playa de Calella de Mar, Barcelona.

Los efectos del calentamiento global no son algo lejano e intangible, sino que suponen amenazas muy concretas y cercanas. Si no se pone coto a las emisiones de gases de efecto invernadero, las costas españolas sufrirán los impactos del cambio climático con especial dureza. De ello quiere alertar WWF que, aprovechando el mes de agosto y las vacaciones en la playa de muchos ciudadanos, ha lanzado la campaña Ni un grado más, en la que recuerda las predicciones que han hecho los científicos para las costas españolas: el nivel del mar aumentará cerca de seis centímetros hasta 2040, lo que supondrá retrocesos en la línea de costa de tres metros en el litoral cantábrico y gallego, dos metros en el golfo de Cádiz y entre uno y dos metros en Canarias y en la fachada mediterránea.

Con la campaña, WWF anima a los ciudadanos a pedir al Gobierno un modelo energético cien por cien renovable. "Nuestro país cuenta con más de 8.000 kilómetros de costa, donde viven unos 23 millones de personas, casi el 60% de la población española", recuerda el documento en el que la organización recopila los datos existentes sobre los impactos del cambio climático para España, entre ellos un estudio de la Agencia Estatal de Meteorología y otro encargado por la Oficina Española de Cambio Climático en 2014. El peso socioeconómico de las zonas costeras, las que tienen mayor densidad de población y las más turísticas, "es de vital importancia para el conjunto del país", señala el informe.

En España, el nivel del mar ha aumentado entre 2 y 3 milímetros al año en el norte de la Península en la segunda parte del siglo XX. En el Mediterráneo, desde la década de los noventa, ha subido entre 2,4 y 8,7 milímetros cada año. El Mediterráneo figura entre las regiones más expuestas a los efectos del calentamiento global. Los expertos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, de Naciones Unidas, calculan que, en el peor de los escenarios, es decir, si no se toman medidas y los países siguen emitiendo gases al mismo ritmo que ahora, el nivel del mar puede llegar a aumentar hasta 59 centímetros más durante este siglo. Esto "pondría en grave riesgo tanto los ecosistemas como las poblaciones que viven en las zonas costeras", recuerda WWF.

El informe de esta organización alude también a los datos presentados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático en la Costa Española, según el cual "los impactos producidos por el cambio climático son claros e inequívocos y afectan tanto a los sistemas naturales como humanos, aunque son más evidentes en los primeros".

El Ministerio de Agricultura sometió a información pública en julio pasado la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de la Costa Española, que pretende mitigar los efectos del calentamiento global en las zonas de dominio público. Un plan que pretende identificar los puntos más vulnerables de la costa, pero que, por ahora, carece de un presupuesto determinado, como denunciaron las organizaciones ecologistas.