Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno recurrirá la ley del País Vasco que frena el ‘fracking’

El Ejecutivo central considera que la norma sobre hidrocarburos puede ser inconstitucional

El Gobierno central ha avisado al Ejecutivo vasco de que recurrirá la ley aprobada por el Parlamento autónomo en junio que pone trabas a la práctica de la fractura hidráulica, un método de extracción de hidrocarburos consistente en inyectar a través de pozo agua, arena y productos químicos a gran presión para sacar el petróleo y gas de las rocas. Esta norma no fue aprobada por el PNV, que gobierna el País Vasco, sino por PSOE, EH Bildu y del PP, con mayoría suficiente para hacerlo.

El Ejecutivo vasco, según informa Europa Press, ha recibido un aviso por el que el Gobierno le comunica que tanto esta norma —como otra sobre vivienda también aprobada por el Parlamento autónomo sin el apoyo del PNV— vulneran principios constitucionales y, por lo tanto, tiene la pretensión de impugnarlas en el Tribunal Constitucional, lo que supondrá su suspensión cautelar automática. El Ejecutivo central ya ha conseguido que se anulen varias normas autonómicas que prohibían sin más el fracking.

Pero la ley vasca no fija un veto genérico, sino que establece trabas partiendo de distintas normativas sectoriales. El escrito enviado por el Gobierno reconoce que no se "establece de forma expresa una prohibición absoluta de exploración, investigación del hidrocarburo mediante la técnica del fracking", pero sí "una prohibición de tipo general relativa de los terrenos clasificados como suelo no urbanizable cuando pueda tener efectos negativos". El Gobierno cree que, "en la práctica", se podría considerar "una previsión absoluta". Cataluña tiene una ley similar y el Constitucional, tras paralizarla, decidió en marzo levantar la suspensión cautelar, aunque aún no ha emitido un fallo sobre el fondo.