Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército expulsó al reclutador de la yihad por tráfico de fármacos

El exsoldado falsificó tarjetas de la Seguridad Social militar

El Ejército de Tierra expulsó en 2008 a David Mohamed Mohamed, detenido esta semana en Melilla bajo la acusación de reclutar a mujeres para la yihad, por tráfico y consumo de fármacos y por falsificación de tarjetas del ISFAS (Instituto Social de las Fuerzas Armadas), para hacerse con dichos medicamentos, según fuentes del Ministerio de Defensa.

El entonces militar fue detenido en abril de 2008 por la Guardia Civil y condenado por un delito contra la salud pública y otro de falsificación de documento, lo que motivó su expulsión del Ejército de Tierra seis meses después.

Mohamed, de 29 años y con nacionalidad española, ingresó en las Fuerzas Armadas en abril de 2004 y fue destinado como soldado profesional al Regimiento de Ingenieros número 8, con sede en Melilla, donde permaneció destinado hasta 2007, cuando pasó a la Subdelegación de Defensa en dicha ciudad y se le abrió un expediente de pérdida de condiciones psicofísicas, que no llegó a concluirse, ya que fue expulsado antes. Durante su permanencia en el Ejército fue condenado a siete meses y un día de prisión por un delito de insulto a superior, según las mismas fuentes.

El hombre ha sido detenido esta semana en el marco de una operación contra el yihadismo coordinada por el Juzgado Central de Instrucción número 1 y por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, con el apoyo de la Policía Nacional y los servicios secretos marroquíes. Se le acusa de ser el responsable de la captación y adoctrinamiento de mujeres para enviarlas al autodenominado Estado Islámico (EI), que ocupa buena parte del territorio de Irak y Siria.

En el registro de su domicilio se hallaron numerosos archivos multimedia de propaganda yihadista, en los que se incitaba a la desobediencia a las leyes establecidas, a seguir únicamente la sharía —interpretación fanática del Corán—, a no mantener contacto con "infieles" y a rechazar cualquier forma de gobierno diferente del Califato. Algunos de estos archivos son coincidentes con los incautados en anteriores operaciones contra las redes de captación y adoctrinamiento de reclutas para incorporarse a las filas del EI, que se saldaron con la detención de una decena de personas.

Más información