Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El yihadista detenido en Melilla fue soldado del Ejército español

El arrestado perteneció al 8º regimiento de ingenieros de la ciudad autónoma. El juez ha ordenado su ingreso en prisión incondicional

ATLAS

La Policía Nacional detuvo este martes en Melilla a un hombre de nacionalidad española que presuntamente adoctrinaba y captaba mujeres para enviarlas a zonas de combate controladas por el Estado Islámico (EI),en Siria e Irak, según informó el Ministerio del Interior. El arrestado, David Mohamed Mohamed, de 29 años y natural de Melilla, fue soldado profesional del ejército español con destino en el regimiento número 8 de ingenieros en Melilla, según confirmaron a EL PAÍS fuentes del Ministerio de Defensa. Y habría sido expulsado hace 8 años por asuntos de drogas y por robar explosivos militares. Posteriormente, se habría radicalizado hasta cambiar la bandera española por la de la organización terrorista liderada por el autoproclamado “califa de todos los musulmanes”, Abu Bakr al-Baghdadi. Este viernes el juez central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, decretaba su ingreso en prisión incondicional.

Su detención fue coordinada por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 y por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, y la realizaron agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional con el apoyo del servicio secreto interior de Marruecos (DGST).

Según fuentes de Interior, el arresto es producto de las investigaciones realizadas en el marco de las operaciones desarrolladas en agosto y diciembre de 2014 y julio de 2015, que se saldaron con la detención de 11 personas.

Los agentes registraron su domicilio en el marco de una investigación contra las redes de captación y envío de niñas y adolescentes a Siria e Irak para su integración en el DAESH.

El detenido es el supuesto responsable de la captación, adoctrinamiento y radicalización de terceras personas y de promover la adhesión a organizaciones yihadistas como el Estado Islámico. Acumulaba archivos multimedia de carácter yihadista, que utilizaba incluso para exponérselos deliberadamente a su hijo menor de edad con el fin de familiarizarlo con las tácticas yihadistas, llegando incluso a vestirlo de negro y portando un machete de grandes dimensiones, emulando la “uniformidad” de los combatientes del DAESH.

Parte de su material propagandístico y de adoctrinamiento estaba dirigido exclusivamente a la radicalización de mujeres. Entre el material incautado se han encontrado numerosas coincidencias entre los archivos del detenido y los que fueron encontrados a las mujeres implicadas en esa red. El último atentado cometido por el EI del que se tiene noticia, el pasado lunes en Turquía, fue perpetrado por una mujer.

El detenido estaba inmerso en la producción de grabaciones de voz que consistían en sermones de carácter doctrinal radical, que tenían como finalidad el incitar a no obedecer las leyes establecidas, a seguir únicamente la Sharia o ley islámica, a no establecer contacto con los “infieles” y a rechazar cualquier sistema de gobierno que no sea el Califato, es decir, el sistema impuesto por la organización terrorista DAESH.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información