Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una joven muere abrasada con gasolina por su expareja en La Palma

El agresor roció con líquido inflamable a la mujer, de 27 años, en su lugar de trabajo

Imagen de la joven asesinada, junto al altar de protesta montado en el lugar del crimen.
Imagen de la joven asesinada, junto al altar de protesta montado en el lugar del crimen.

Laura González, de 27 años murió este viernes en la isla de La Palma por las quemaduras que le causó presuntamente su expareja, David Batista, que, tras rociarla con un líquido inflamable, le prendió fuego en el establecimiento comercial donde la joven trabajaba de dependienta desde hace unos días. La Policía Nacional detuvo al presunto agresor en un centro de salud cercano, al que había acudido a curarse las quemaduras de primer y segundo grado que sufría en diferentes partes del cuerpo, y fue trasladado en estado muy grave al Hospital General de La Palma.

El presunto asesino, David Batista.
El presunto asesino, David Batista.

La víctima estaba sobre las doce de la mañana en la tienda Flamenca, un establecimiento de moda y complementos, en la céntrica Calle Real de Santa Cruz de La Palma, donde la joven llevaba trabajando solo un mes. La zona estaba a esa hora muy concurrida ya que en estos días se celebran en la capital palmera las fiestas de la Bajada de la Virgen de Las Nieves. Precisamente la joven había estado la noche anterior en las fiestas, donde fue fotografiada por algunos vecinos durante la llamada danza de los Enanos.

El centro coordinador de emergencias 112 recibió numerosas llamadas de ciudadanos alertando de que en un establecimiento comercial se había producido un incendio y que había una persona gravemente herida.

Posteriormente se supo que el presunto agresor merodeó en varias ocasiones alrededor del establecimiento. Al comprobar que la mujer estaba sola, entró con una garrafa de líquido inflamable, roció a la mujer y a continuación le prendió fuego. Él mismo fue alcanzado por las llamas y sufrió quemaduras de gravedad.

Los vecinos aseguran que, antes de separarse, la pareja discutía con frecuencia, pero no constan denuncias previas por malos tratos.

Laura, la joven asesinada, el jueves por la noche, en las fiestas.
Laura, la joven asesinada, el jueves por la noche, en las fiestas.

La policía localizó y detuvo posteriormente al agresor en un centro médico cercano al que había acudido a curarse las quemaduras de primer y segundo grado que sufría en diferentes partes del cuerpo. Fue trasladado en estado muy grave al Hospital General de La Palma, según informó el servicio de urgencias 112.

Concentración de repulsa

La joven falleció poco después de ingresar en el hospital por de las graves quemaduras sufridas en el 80% de su cuerpo. Tanto la víctima como el homicida son originarios de La Palma y habían sido pareja, aunque por ahora se desconoce si había antecedentes de malos tratos en la relación.

El Cabildo de La Palma y el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma convocaron por la tarde una concentración en repulsa por este suceso. “El Gobierno de Canarias luchará con todos los argumentos y todas las medidas que estén en su mano contra una de las peores lacras de nuestra sociedad”, señaló el consejero de Agricultura, Narvay Quintero, que hizo de portavoz del Ejecutivo tras el primer Consejo de Gobierno de la legislatura.

Local en el que fue asesinada la joven. ampliar foto
Local en el que fue asesinada la joven. EFE

Este caso recuerda al de Ana Orantes, una mujer de 60 años que fue quemada viva por su marido José Parejo Avivar, que le prendió fuego tras rociarla de gasolina ante su casa de Cúllar Vega (Granada) en diciembre de 1997.

Ana Orantes relató en televisión los años de maltrato y unos días después fue asesinada. Su muerte supuso un antes y un después en el tratamiento social de los malos tratos, y fue el detonante para que el Gobierno anunciase la reforma del Código Penal en materia de violencia doméstica e instase a las víctimas a denunciar.