Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla y Málaga ponen fin a años de distanciamiento

Los alcaldes del PSOE y del PP optarán juntos a proyectos financiados con fondos de la UE

Francisco de la Torre y Juan Espadas, este miércoles en Sevilla. Ampliar foto
Francisco de la Torre y Juan Espadas, este miércoles en Sevilla. EFE

¿Es noticia una reunión de dos alcaldes de capitales andaluzas? Si son los de Sevilla y Málaga, sí. Apenas 230 kilómetros separan a ambas ciudades, unidas durante años por el cordón de la rivalidad provincial que ha dejado al desnudo las fallas de la articulación territorial de la comunidad más poblada de España. Los alcaldes de Sevilla, el socialista Juan Espadas, y de Málaga, el popular Francisco de la Torre, celebraron este miércoles en el Ayuntamiento hispalense una entrevista en la que ambos se comprometieron a abrir una vía de colaboración institucional, política y, sobre todo, económica. Pretenden optar juntos a proyectos financiados con fondos europeos en materia de innovación, conocimiento e infraestructuras. Algo de cajón, pero que no lo es tanto si se tiene en cuenta que una de las bufandas más vendidas en Málaga es una que lleva por lema “Puta Sevilla”. Ambos regidores, además, son los máximos referentes municipales del PSOE y del PP de España.

El agravio entre Málaga y Sevilla ha sido alentado durante años por los políticos de todo signo y curiosamente comenzó a amainar cuando las cajas de ahorros andaluzas fueron absorbidas por entidades financieras más saneadas de otros territorios. La caja común, un proyecto largamente acariciado por sucesivos gobiernos socialistas, nunca pudo nacer por los localismos provinciales y tras la crisis financiera solo la malagueña Unicaja pudo sobrevivir manteniendo su identidad.

De la Torre y Espadas quieren ahora poner fin al distanciamiento de dos provincias que aportan el 40% del PIB regional y comenzar una senda de colaboración en transportes, política de viviendas, empleo o turismo. Por ejemplo, coordinándose para captar turismo de congresos, donde ambas ciudades no llegan ni a la mitad de lo que atraen Barcelona o Madrid.

Juntos somos más fuertes y llegamos más lejos

Francisco de la Torre

“Juntos somos más fuertes y llegamos más lejos”, afirmó De laTorre, que durante los 15 años que lleva como alcalde de Málaga nunca había pisado el Ayuntamiento sevillano. “Es absurdo el enfrentamiento, la indiferencia y el distanciamiento. Hay que abandonar determinadas dinámicas de agravio”, aseguró Espadas, que apenas lleva 20 días como alcalde.

En breve, dos comisiones técnicas estudiarán la presentación de proyectos conjuntos en la Unión Europea con el fin de crear un eje Málaga-Sevilla que cuenta con el visto bueno de la Junta de Andalucía. En el Gobierno andaluz se sientan ahora los hasta hace unos días rectores de las universidades malagueña y sevillana, Adelaida de la Calle y Antonio Ramírez de Arellano, que compitieron unidas para lograr que el Ministerio de Educación les reconociera como Campus de Excelencia Internacional, una distinción que abre la puerta a más financiación e implica un plus de prestigio.

Espadas no quiso señalar a sus antecesores para explicar por qué un alcalde de Sevilla no se había sentado nunca con uno de Málaga para iniciar proyectos en común. “No hay que mirar atrás, sino adelante y a veces se dan las oportunidades para encontrar y cambiar una realidad y abandonar lo fácil, la confrontación”. De la Torre no entonó ninguna autocrítica, criticó el “centralismo” de la Junta de Andalucía y achacó “el cambio de panorama” al impulso de la sociedad civil a través de la iniciativa ciudadana Unión Cívica del Sur de España, CiviSur.

De esta plataforma forman parte entre otros el abogado y exalcalde de Sevilla Manuel del Valle Arévalo; el letrado, exsenador, exparlamentario autonómico y exalcalde de Málaga Luis Merino Bayona; los exrectores de las universidades de Málaga y Sevilla y ahora consejeros autonómicos Adelaida de la Calle y Antonio Ramírez de Arellano; el expresidente de la Junta José Rodríguez de la Borbolla; el arquitecto Juan Ruesga; el presidente del consejo asesor de Endesa en Andalucía, Antonio Pascual; el presidente del Banco Europeo de Finanzas y vicepresidente de Unicaja, Manuel Atencia; el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara; o el presidente de Ayesa, José Luis Manzanares Japón.