Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un agente forestal cuando sofocaba un incendio en Lugo

El fallecido sufrió un infarto y sus compañeros culpan a las altas temperaturas y al estrés de las labores que realizaba

Un agente forestal murió ayer tarde mientras dirigía las operaciones para sofocar un incendio en el municipio de Guntín (Lugo), en la parroquia de Vilamaior de Negral. Aunque tanto la Consellería de Medio Rural como los compañeros del fallecido sostienen que la muerte le sobrevino por causas naturales, previsiblemente un infarto, el juez acudió a levantar el cadáver. Xosé Enrique Casanova, concejal del Bloque Nacionalista Galego (BNG) en el Ayuntamiento de Corgo con experiencia en las tareas de extinción, falleció cuando el fuego, iniciado a las 15,27 horas, estaba ya prácticamente controlado.

La brigada forestal que dirigía Casanova sofocó las llamas, un conato que acabó arrasando apenas 0,28 hectáreas, en algo menos de tres horas, según confirma la Consellería de Medio Rural. Los compañeros del fallecido, representante de los trabajadores del sector forestal en el sindicato CIG, atribuyen el probable infarto a las altas temperaturas "junto al estrés de la coordinación de los numerosos incencios" que se registran estos días. "No es el primer agente forestal que sufre un infarto mientras trabaja contra el fuego ni será el último", lamentan los brigadistas.