Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Cambiar para sobrevivir

A pocos se les escapa que la transparencia y la corrupción son dos de los principales retos a los que se enfrenta

La Casa del Rey es una institución de digestión lenta, pero hay que reconocer que fue una de las primeras en saber comprender bien la situación de crisis que protagonizaba el régimen político de este país. Tras las elecciones europeas, movieron ficha con la abdicación de Juan Carlos y apostaron por Felipe. Eran conscientes que su propia continuidad estaba amenazada; sabían que estaban demasiado vinculados a la corrupción y la impunidad, así que había llegado el momento de hacer cambios.

El cambio de rey ha supuesto una renovación de caras, pero queda pendiente si habrá cambios de mayor calado

El cambio de rey ha supuesto una renovación de caras, pero queda pendiente si habrá cambios de mayor calado. A pocos se les escapa que la transparencia y la corrupción son dos de los principales retos a los que se enfrenta.

En este primer año, muchas personas consideran que el nuevo rey sigue estando, como su padre, más cerca de los banqueros y altos ejecutivos que de las personas que sacan el país adelante todos los días. Desde mi punto de vista, en una democracia las urnas son la única fuente de legitimidad de sus instituciones. Por eso, me gustaría que en mi país el jefe del Estado se decidiera mediante unas elecciones y no en función de un libro de familia.

Pablo Iglesias es secretario general de Podemos.