Lozano ve “una trampa” el formato del Congreso de UPyD

La diputada, que aspira a la dirección del partido, critica que sea "una fiesta de despedida de Rosa Díez", que no se presentará a ningún cargo

Irene Lozano, en el Congreso.
Irene Lozano, en el Congreso. Paco Campos (EFE)

Irene Lozano ha emitido un comunicado en el que describe como "una trampa" el Consejo Extraordinario de UPyD en el que optará a dirigir el partido. La diputada nacional critica que la cita (11 de julio) sirva también para despedir a Rosa Díez, la actual portavoz, que no se presentará a ningún cargo; que se de voz a colectivos y asociaciones vinculadas a la formación; y el tiempo que se tardará en el recuento de votos. ¿Qué teme Lozano? Que celebrar la figura de la fundadora del partido en la jornada de su adiós sirva para hacer campaña para que sume votos la candidatura que quiere continuar con su obra, y en la que participan Andrés Herzog, portavoz adjunto; Gorka Maneiro, diputado autonómico vasco; o Maite Pagazaurtundua, eurodiputada.

"El Congreso Extraordinario ha sido convocado con arreglo a las normas", contestó un portavoz del partido. "Es un intento de deslegitimar preventivamente el resultado", añadió una fuente de la formación sobre el comunicado de Lozano.

Más información
Los opositores a Rosa Díez tientan a Toni Cantó
Rosa Díez niega que UPyD haya espiado los correos de Irene Lozano
Irene Lozano pide la suspensión de Rosa Díez y su dirección
Herzog y Pagazaurtundua optarán juntos el timón de UPyD

“Es importante que representen todas las causas que ha defendido UPyD de manera ecuánime", ha opinado Lozano sobre las personas (aún sin especificar) invitadas a hablar en un Congreso donde los cabeza de lista de cada una de las candidaturas no tienen garantizado un turno de palabra. "Sin embargo, no se especifica cómo se elegirán a esas personas”, ha añadido. “Únicamente pedimos que el Congreso Extraordinario no se convierta en una fiesta de despedida de Rosa Díez, sino en un acto riguroso en el que UPyD se juega su supervivencia”, ha advertido la diputada, que ha denunciado ante la Comisión de garantías del partido el presunto espionaje de sus correos electrónicos por parte de la actual dirección.

UPyD ha convocado a sus afiliados para intentar detener la crisis que desangra a la formación, que mantiene cinco diputados en el Congreso y uno, autonómico, en el País Vasco, como mayor representación institucional. El partido no ha conseguido entrar en ninguno de los 14 Parlamentos Autonómicos en juego en 2015. Sin el respaldo de los electores, se ha producido un trasvase de candidatos y afiliados hacia Ciudadanos, al que se han unido siete dimisiones del Consejo de dirección, dos en el Congreso de los diputados, y las expulsiones de dos eurodiputados (Fernando Maura y Enrique Calvet) y un diputado autonómico (Ignacio Prendes). Sin las subvenciones asociadas a los escaños, el partido ha tenido que anunciar un ERE y que abandonar los 25 casos judiciales en los que se había personado como acusación particular para luchar contra la corrupción política.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS