Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos apoya al autor de la contabilidad b del PP de Salamanca

Permite que Fernando Rodríguez siga de portavoz porque "no está imputado"

El jefe de la campaña de 1999 anotó donativos en b de contratistas del Ayuntamiento

Alfonso Fernández Mañueco, en su investidura como alcalde de Salamanca gracias a la abstención de Ciudadanos. Fernando Rodríguez con corbata naranja) aplaude entre los concejales. Ampliar foto
Alfonso Fernández Mañueco, en su investidura como alcalde de Salamanca gracias a la abstención de Ciudadanos. Fernando Rodríguez con corbata naranja) aplaude entre los concejales.

Fernando Rodríguez Alonso, el autor del manuscrito del PP de Salamanca que señalaba donaciones ilegales de empresas concesionarias del Ayuntamiento en las municipales de 1999, seguirá como teniente de alcalde y portavoz municipal. Lo hace gracias al apoyo de Ciudadanos que no ha pedido su cabeza en el pacto con el PP por el que se abstenía en la investidura de Alfonso Fernández Mañueco. El cabeza de lista de Ciudadanos en Salamanca, Alejandro González, asegura que le apoyan porque, aunque ha reconocido ser el autor de las notas, no está imputado. La fiscalía archivó una denuncia del PSOE al considerar que estaba prescrito.

“En la primera reunión que tuvimos con el PP estaba Fernando Rodríguez. Lo primero que le preguntamos es cuál era su situación legal. Aunque reconoció que las notas eran suyas negó todo. Nos dijo que habían sido sacadas de contexto”, explica por teléfono Alejandro González, cabeza de lista de Ciudadanos en Salamanca.

En las notas, desveladas por EL PAÍS en diciembre, Rodríguez anotaba pagos en b de empresas concesionarias del Ayuntamiento junto a un presupuesto electoral del partido. "Pueden referirse a donativos al partido", admitió entonces a este diario.

El PSOE: "La honra de Ciudadanos se ha perdido en Salamanca"

"Creo que en aquel momento la normativa de financiación de partidos políticos permitía a las empresas hacer donaciones en metálico a los partidos. No soy experto en eso. Yo no llevaba las cuentas del partido y creo entender que a lo mejor pueden referirse a donativos al partido que en aquel momento estaban permitidos por la legislación. Ahora ya la legislación se ha puesto evidentemente mucho más estricta, pero por aquel entonces eran mucho más flexibles las cantidades que las empresas podían donar a los partidos en campañas", afirmó en su despacho en Salamanca. Entonces era jefe de campaña del PP. La ley prohíbe donaciones de empresas concesionarias desde 1987 y fue endurecida en 2007.

Rodríguez repitió este año como coordinador de campaña del PP, aunque públicamente mantuvo un perfil bajo. En las negociaciones para que Ciudadanos se abstuviese y diese la alcaldía al PP la oposición confiaba en que el partido de Albert Rivera pidiera que lo apartaran. Pero finalmente no ha sido así. Rodríguez fue uno de los miembros del PP que firmó el decálogo de Ciudadanos por la regeneración democrática y que negoció el acuerdo.

El lunes Mañueco le confirmó como teniente de alcalde y portavoz. Fernando Rodríguez no ha querido comentar la noticia. Mañueco, que perdió para el PP la mayoría absoluta en Salamanca por primera vez desde 1995, es además el presidente del comité de garantías del PP nacional, el que tramita los expedientes internos por casos de corrupción.

El concejal admitió que sus anotaciones de dinero en b "pueden referirse a donativos al partido"

"No podíamos entrar a valorar nada. No somos jueces", justifica el responsable de Ciudadanos. Este admite que ha leído los manuscritos de Rodríguez, en los que aparecen cantidades de dinero junto a nombres de empresas concesionarias del Ayuntamiento asignadas a conceptos de la campaña electoral. Esas empresas recibieron en esa época concesiones del Ayuntamiento. Una de las que figura es Seragua, hoy llamada Aqualia y propiedad de FCC, que año y medio antes obtuvo la privatización del agua de Salamanca durante 25 años. La firma negó haber realizado pagos.

Fernando Pablos, secretario del PSOE en la provincia, es muy crítico con Ciudadanos: "La honra de Albert Rivera se ha perdido en Salamanca. Si Ciudadanos predica honradez no puede mantener a Mañueco y como portavoz a la mano que redactó la contabilidad b. Tampoco en la diputación a tres imputados, que están en la misma situación procesal que Chaves y Griñán".

Después de la publicación de los papeles, Mañueco intentó distanciarse del asunto: "Respecto de los hechos personalmente nada tengo que ver". El PP afirmó en un comunicado que su única contabilidad es la oficial y que los papeles de Rodríguez Alonso "no reflejan en absoluto las cuentas de la campaña realizada por el PP con motivo de las elecciones municipales y autonómicas de 1999".

El esquema de caja b con donativos de empresas concesionarias es similar a los que han aparecido durante la investigación de la trama Gürtel en el PP nacional, en Galicia o Valencia en esos años.

Más información