Susana Díaz repetirá las elecciones si no hay acuerdo antes del miércoles

Ciudadanos suaviza sus exigencias para votar la investidura de Susana Díaz al aceptar que firme por escrito que pedirá el acta a Chave

Juan Marín y Susana Díaz, en el pleno del debate de investidura.
Juan Marín y Susana Díaz, en el pleno del debate de investidura.PACO PUENTES

Ciudadanos de Andalucía está dispuesto a votar a favor de la investidura de Susana Díaz si la presidenta en funciones se compromete “por escrito” a pedir el acta de diputado de Manuel Chaves en el caso de que este resulte imputado de un delito por el Tribunal Supremo por el caso de los ERE. Ciudadanos modula así su posición inicial de que si el PSOE “no echa a Chaves y Griñán no cogemos el teléfono”, como señaló el líder estatal de este partido, Albert Rivera. Si entre el lunes y el martes no hay acuerdo, la presidenta en funciones está dispuesta a convocar nuevas elecciones andaluzas a partir del miércoles, según han afirmado fuente socialistas andaluzas.

En declaraciones a EL PAÍS, Marín ha afirmado que si Díaz firma el pacto anticorrupción, incluye medidas de apoyo a pymes y emprendedores y se compromete a pedir el escaño a Chaves si resulta imputado de un delito, “Ciudadanos se puede plantear votar la investidura, serían gestos interesantes para desbloquear la situación”. La condición que pone Ciudadanos es que ese compromiso debe estar firmado. “Si no lo firma, no voy a poder cambiar de posición, tiene que ser por escrito”, ha destacado Marín, quien ha expresado sus dudas de que Díaz firme el documento con esas premisas. En caso de un voto afirmativo de los nueve diputados de Ciudadanos, Díaz obtendría la investidura por mayoría absoluta. Díaz y Marín se entrevistarán la próxima semana, a iniciativa de la primera.

Más información
Susana Díaz retoma las negociaciones con Ciudadanos para su investidura
El juez planea derivar a otra sala la decisión última sobre Chaves y Griñán
“Abandono todo salvo la militancia para evitar la presión al partido”

El voto afirmativo de Ciudadanos, sin embargo, no está cerca, según confirmaron fuentes de su dirección nacional. "Habría que ver cómo se plantea la cuestión de Chaves, podría ser un punto intermedio", explicaron desde la Ejecutiva, informa Juan José Mateo. "Cumplido el requisito de la firma del pacto anticorrupción, la última vez que nos reunimos estábamos en la abstención, no en el sí, porque no aceptaban la mayoría de nuestras propuestas", añadieron antes de enumerar las cuestiones que evitan el voto afirmativo de Ciudadanos porque Díaz no las ha aceptado. "Fin de los aforamientos autonómicos, limitación a ocho años del mandato de los presidentes de la Junta, reducción de los puestos de libre designación y modificación en las formas en las que contrata la Junta para que sea más transparente y menos arbitraria".

La aspirante socialista ha contactado hoy con el resto de los líderes andaluces de PP, Podemos e IU para citarlos a una nueva ronda de encuentros que se celebrarán entre lunes y martes próximos. “Será la última ronda que se haga. Si no hay una salida será la última”, han indicado fuentes del Gobierno andaluz. De este modo dejan claro que la comunidad se vería abocada a una nueva convocatoria electoral. Si el 5 de julio, fecha en la que se cumplen dos meses de la primera votación, ningún candidato obtiene la confianza del Parlamento, el Estatuto de Autonomía obliga a la repetición de las elecciones.

La presidenta de la Junta en funciones y secretaria general del PSOE andaluz ya ha dicho que en el caso de que los expresidentes Chaves y Griñán fueran imputados de un delito por el Tribunal Supremo les pediría sus actas. “Saben perfectamente que les pediré el escaño y eso no tiene más discusión”, dijo el pasado 9 de abril.

Ciudadanos lo que le exige ahora es que esas palabras las rubrique con su firma. Tanto Chaves como Griñán han anunciado que no volverán a ir una lista electoral. Los socialistas andaluces están convencidos de que si el alto tribunal los acusa de un delito no tendrán ni que pedirles las actas de diputado, en el caso de Chaves, y de senador, en el de Griñán, porque serán ellos los que den ese paso. Griñán ya anunció que dejaría la política y que no quería ser reelegido senador por la comunidad autónoma, aunque esa decisión no depende de él sino de su partido y el PSOE no iba a volver a proponerlo para el cargo.

Chaves también comunicó que no volvería a ir en una lista electoral, pero no renunciará a su acta salvo que lo imputen.

La inflexión en la posición de Ciudadanos se produce cuando está prevista la próxima semana una entrevista entre Susana Díaz y Juan Marín para desbloquear la investidura. “Estamos dispuesto a hacer el esfuerzo que tengamos que hacer, para que Andalucía empiece a funcionar y para evitar la convocatoria de nuevas elecciones”, ha dicho Marín, quien “ve muy difícil” que Díaz firme el documento con esos tres compromisos.

El pleno de investidura de Susana Díaz está suspendido desde el pasado 14 de mayo, fecha en la que la candidatura de la socialista volvió a cosechar el voto negativo de PP, Podemos, Ciudadanos e IU. Si el 5 de julio ningún candidato ha obtenido la confianza de la Cámara, el Parlamento quedará disuelto y se convocarán elecciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS