Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Airbus siniestrado en Sevilla cayó al fallar tres de los cuatro motores

El aparato sufrió una "congelación de potencia" causada por error en el programa

Accidente aéreo en Sevilla Ampliar foto
Los equipos de emergencia y bomberos, junto al avión siniestrado en el aeropuerto de San Pablo de Sevilla. EFE

Los motores 1, 2 y 3 del A400M siniestrado el pasado 9 de mayo en Sevilla, accidente en el que murieron cuatro personas y dos resultaron heridas graves, experimentaron "una congelación de la potencia" después del despegue y no respondieron a los intentos de la tripulación de controlar los niveles de la manera habitual. Solo el motor 4 respondió a las demandas de aceleración. Este fallo simultáneo en tres de los motores, provocado por un fallo en el sistema informático de las Unidades de Control Eléctricas que los controla, causó el accidente, según un informe de la compañía Airbus tras la investigación de la comisión de Defensa sobre el suceso.

La compañía explica que, "cuando los niveles de potencia se establecieron en flight idle (posición de marcha lenta de vuelo)", se redujo la potencia y la configuración se mantuvo en los tres motores afectados durante el resto del vuelo, por lo que no se ganó fuerza suficiente para la sustentación del aparato. El avión no respondió a los intentos de la tripulación de volver a ganar velocidad.

"Los análisis preliminares han mostrado que todos los restantes sistemas del avión se comportaron con normalidad y no han identificado ninguna otra anomalía durante el vuelo", afirma la compañía.

Esta conclusión ha sido confirmada por Airbus Defence and Space tras los análisis de los sistemas de registro de datos (DFDR) y de voces (CVR), así como de la investigación preliminar de la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM) con el asesoramiento técnico de representantes de Airbus DS. Estos resultados han sido trasladados a la juez que instruye la causa del siniestro y que el pasado lunes levantó el secreto del sumario sin determinar causa alguna a la espera de estos datos.

El fallo es la consecuencia de los problemas detectados en el programa de las Unidades de Control Eléctricas (ECU), que forman parte del FADEC (Full Authority Digital Engine Control), el ordenador que controla el sistema de propulsión. Airbus ordenó la revisión del programa el pasado 19 de mayo para toda la flota. .

La investigación continúa y "se darán nuevas actualizaciones en el caso de que se disponga de nueva información relevante", según informa Airbus.

Más información