Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un acusado de Gürtel pide que Rajoy y Aguirre testifiquen en el juicio

Guillermo Ortega, exalcalde de Majadahonda, reclama que en la vista oral se examinen las cuentas de las campañas del PP

Guillermo Ortega, exalcalde de Majadahonda. Ampliar foto
Guillermo Ortega, exalcalde de Majadahonda. EFE

El exalcalde de Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega quiere que los miembros de la cúpula del PP nacional y madrileño, incluidos sus presidentes, Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, sean convocados como testigos en el juicio del caso Gürtel de corrupción. Ortega, para quien el fiscal pide una pena de 50 años de cárcel por asociación ilícita, cohecho, falsedad, fraude, prevaricación, delito fiscal y blanqueo, ha presentado su escrito de defensa ante el juez José de la Mata, actual instructor de la causa tras la salida del magistrado Pablo Ruz de la Audiencia Nacional.

El abogado de Ortega, perteneciente al turno de oficio, reclama la presencia en la vista oral de una veintena de destacados políticos populares, tanto actuales como ya retirados. Además de Rajoy y Aguirre, Ortega –alias Willy y El Rata- pide que sean citados el presidente del Senado, Pío García Escudero, presidente regional del PP entre 1999 y 2004; Ignacio González, presidente en funciones de la Comunidad de Madrid; Javier Arenas, ex secretario general del PP; o Francisco Granados, exconsejero de Presidencia madrileño y actualmente encarcelado por la Operación Púnica.

Ortega, alcalde de Majadahonda desde 2001 hasta 2005, está acusado de facilitar a la red corrupta liderada por Francisco Correa la adjudicación de contratos municipales –tanto regulares como irregulares- por valor de más de 20 millones de euros, y recibir como pago diversos servicios personales. El dinero que nutría las cuentas de gasto del regidor provenía de la facturación falsa girada por las empresas de Correa al Ayuntamiento de Majadahonda. Entre 2002 y 2004, Ortega, abusando de su cargo de alcalde, percibió 1,62 millones de euros, que depositó en un entramado de cuentas suizas. Ortega y su esposa llegaron a tener 39 a su nombre 39 vehículos, muchos de ellos de lujo.

Parte de los fondos generados por la actividad ilícita -125.000 euros- fueron utilizados para sufragar los gastos de campaña del PP en 2005. Por ello, el partido conservador ha sido citado como responsable a título lucrativo en el auto de apertura de juicio oral del caso Gürtel.

En su escrito, el abogado de Ortega rechaza las acusaciones del fiscal, y reclama, además de los testigos, que en el juicio se examinen las “cuentas relativas a todas y cada una de las campañas electorales del PP celebradas entre 1999 y 2005”.