Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero acude a un festival saharaui invitado por Marruecos

El encuentro cultural, organizado por Rabat en la ciudad de Tan Tan, proclama la “marroquinidad” de los territorios ocupados

José Luis Rodríguez Zapatero en su visita al Sáhara en febrero.
José Luis Rodríguez Zapatero en su visita al Sáhara en febrero.

El expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, acudirá este fin de semana al Moussem de Tan tan, un festival que organiza desde hace 11 años el Ejecutivo marroquí en una pequeña localidad cercana a la frontera del Sáhara Occidental. El acontecimiento sirve al reino de Mohamed VI para reivindicar la cultura del desierto y la "marroquinidad" del Sáhara.

Fuentes de la oficina del expresidente informaron a la agencia Efe de que Zapatero asistirá el sábado (día de la inauguración) y el domingo, antes de pronunciar el lunes en Casablanca una conferencia sobre la Alianza de Civilizaciones en una universidad privada.

El gran promotor de este festival es el embajador de Marruecos en España, Fadel Benyaich, amigo personal del rey. En Tan tan suelen concentrarse cada año unas 35 tribus, bajos los auspicios de la monarquía, para promover su cultura nómada y proclamar al mundo su orgullo de pertenencia a Marruecos.

El pasado marzo, Zapatero provocó las críticas del Gobierno español y de Izquierda Unida al acudir a un foro Crans Montana que se desarrolló en la ciudad saharaui de Dajla. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, le pidió que cancelase su asistencia al foro, al que tachó de "ilegal conforme al derecho internacional" y "en contradicción con los esfuerzos de la comunidad internacional para resolver el conflicto" de la excolonia española.

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, le pidió prudencia, dijo que el expresidente tendría que ser consciente de las "implicaciones" que tiene un desplazamiento "de esa naturaleza". En aquel momento, Rodríguez Zapatero justificó su asistencia alegando que en el foro había una "pluralidad evidente". Por su parte, Izquierda Unida criticó en su momento la actitud "cómplice y vergonzosa" de Zapatero. Izquierda Unida indicó que el foro estaba organizado por un lobby suizo pro-marroquí y que se celebraba en la ciudad de Dajla, que había sido "tomada" por cerca "de 8.000 soldados, policías y gendarmes para evitar las protestas y movilizaciones de la población saharaui".

Más información