Elecciones autonómicas

Albert Rivera apela a los sueños de Martin Luther King

El presidente de Ciudadanos repasa sus propuestas para una España "unida y diversa" en la cena de cierre de campaña

Albert Rivera, en un mitin.
Albert Rivera, en un mitin.ALEJANDRO GARCÍA / EFE

En el cierre de campaña de Ciudadanos, Martin Luther King. Albert Rivera, el presidente de Ciudadanos, ha reservado su discurso más emotivo para la última noche. Ha repasado sus sueños tras demostrar su sorpresa porque Mariano Rajoy hablara de Ciudadanos en el cierre de campaña del PP ("Los españoles ya han tomado nota de con quién deben tener cuidado", ha dicho el líder de la formación emergente). Y ha recordado al pastor estadounidense de la Iglesia bautista que perdió la vida defendiendo los derechos civiles de los negros estadounidenses. En Madrid, Rivera ha querido ser como MLK en Washington. Un hombre con un sueño a punto de realizarse.

Más información

"Como decía Martin Luther King, sigo teniendo un sueño", ha dicho Rivera ante las 400 personas que han abarrotado un hotel madrileño tras pagar 30 euros por cubierto. "Sueño con una España unida y diversa. Sueño con una clase media y trabajadora fuerte. Sueño con gente que quiere emprender su negocio y no tiene su sueño en una caja de ahorros rescatada", ha seguido. "Sueño con medios de comunicación libres, que no tengan presiones políticas y puedan informar a los ciudadanos españoles", ha argumentado. "Sueño también con una España en la que hacer primarias no sea una ocurrencia de películas americanas [en referencia a las críticas del PP]. Sueño con listas abiertas. Sueño con una educación para nuestros hijos", ha continuado. "Sueño con una justicia independiente. Sueño, como les decía, con un país que vuelva a recuperar el aliento que nunca deberíamos haber pedido", ha insistido. "Sueño con un país justo, unido, próspero económicamente y cohesionado socialmente. Os invito a que compartáis mi sueño, que es el sueño de todos".

Ciudadanos vive un fin de semana irrepetible. Afronta por primera vez unas elecciones municipales y autonómicas en toda España. Al calor de las buenas encuestas, la formación ha dividido su cierre de campaña entre Barcelona, Valencia y Madrid, donde Rivera ha presidido una cena de gala. Han faltado sillas y mesas. El poder de convocatoria del líder de la formación permanece intacto tras quince días de agotadora campaña, en los que se ha dejado ver en casi 30 actos, recorriendo la Península de Norte a Sur. Para el cierre se ha reservado su discurso más emotivo.

"Son las últimas horas de una campaña apasionante", ha dicho el presidente del partido, rodeado de los candidatos de Ciudadanos a la alcaldía de Madrid (Begoña Villacís) y a la presidencia de la Comunidad (Ignacio Aguado). "La gente tiene más ganas que miedo, tiene ganas de cambio", ha añadido. "Lo que me dice todo el mundo es que esto no pude seguir igual, que quieren un cambio sensato y que España funcione”, ha asegurado. “Para eso, el 24 de mayo, quien quiera cambio tiene que votar cambio. No hay que hacer cábalas de pactos, ni de sumas ni de restas, simplemente votar un cambio si queremos que se gobierne de otra manera y no se de la espalda a la realidad del país", ha recalcado.

La gente tiene más ganas que miedo, tiene ganas de cambio Albert Rivera

Ciudadanos afronta días decisivos para su futuro. Al mismo tiempo que las encuestas predicen un resultado excepcional, culminado con su entrada en los 13 Parlamentos autonómicos en juego, el partido se enfrenta a las tensiones generadas por su rápida expansión nacional, acometida en unos pocos meses. El grupo de Rivera espera obtener sus mejores resultados en Valencia, donde opta incluso a lograr la alcaldía; Madrid o Murcia. Los sondeos avanzan que conseguirá la suficiente representación como para ser decisivo en la formación de los Gobiernos de PP y PSOE. Allí donde no gane, sin embargo, Ciudadanos no entrará en ningún Ejecutivo y como mucho llegará a pactos puntuales de investidura o a acuerdos de estabilidad.

"Sin mayorías absolutas y con más partidos, va a ser obligatorio el diálogo", ha recordado Rivera, que ha hablado rodeado de periodistas, y mientras en los salones del hotel madrileño se agolpaban los comensales vestidos de etiqueta. "El 24 de mayo se abre una nueva etapa política, con exigencia, cambio profundo en la forma y en el fondo, y responsabilidad para que este país sea gobernable en las diferentes Comunidades Autónomas y Ayuntamientos".

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50