Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE defenderá su programa para negociar con Ciudadanos y Podemos

Los socialistas tiene prevenciones ante las inclinaciones de pactos de los emergentes

La dirección y los barones territoriales del PSOE tienen la convicción de que en muchos Ayuntamientos y en ocho o nueve comunidades autónomas los resultados electorales de este domingo abocarán a negociar acuerdos para investir a alcaldes y presidentes autonómicos. Ante las advertencias de Ciudadanos y Podemos, las dos fuerzas previsiblemente bisagra, que han puesto condiciones programáticas sobre la mesa, los socialistas afirman que defenderán su propio programa. La proclividad de Ciudadanos a entenderse con el PSOE más que con el PP les parece razonable a los socialistas, aunque saben que está por ver en qué concluye esa inclinación.

El bloqueo de gobernabilidad que vive Andalucía por las condiciones que los dos partidos emergentes plantean al PSOE andaluz es un ejemplo que perturba a los socialistas: creen que no está justificado el rechazo a la investidura de la socialista Susana Díaz, ya que en muchos aspectos el PSOE va más lejos en sus propuestas sociales y de regeneración democrática que Ciudadanos y Podemos. Si no hay acuerdo, sostienen fuentes socialistas, será por razones estratégicas de los partidos que encabezan Albert Rivera y Pablo Iglesias, no por los contenidos de los programas.

Un punto claro de fricción para ese acuerdo en Andalucía es que Ciudadanos y Podemos exigen que se ponga fecha inmediata a la retirada de la política del expresidente de la Junta Manuel Chaves (hoy diputado); pero, según los socialistas, no fue así en un primer momento: el PSOE sostienen que esa fue una petición sobrevenida, cuando ya parecía que el acuerdo estaba hecho.

El PSOE quiere tener la oportunidad de debatir en cada comunidad y en cada Ayuntamiento todas las propuestas. “Yo no tengo imputados”, repiten uno tras otro los aspirantes socialistas a las presidencias autonómicas para reforzar la idea de que ellos no tienen por qué tolerar que Podemos y Ciudadanos les den lecciones de regeneración democrática o les impongan medidas anticorrupción.

En manos de otros

El PSOE solo preside el Gobierno de una de las 13 comunidades autónomas que celebran elecciones el domingo: Asturias. Para recuperar el poder en otros territorios —fundamentalmente, Madrid y Valencia, donde la mayoría del PP se tambalea— necesitará, según las encuestas, la colaboración de Podemos o de Ciudadanos.

Las propuestas contra los desahucios —el segundo elemento de disensión en Andalucía— tampoco deberían ser problema para llegar a acuerdos, según los socialistas. En los programas municipal y autonómico del PSOE, tanto en el marco que cubre a todos como en los específicos, hay medidas para evitar los desahucios de personas que no puedan hacer frente al pago de las hipotecas. En los Ayuntamientos donde gobiernen los socialistas se abrirán “oficinas antidesahucios” y se tomarán medidas de “segunda oportunidad” para que la dación en pago sea un recurso último y excepcional. La condición de Podemos de que los Gobiernos rompan con los bancos que desahucien puede ser discutida, también en Andalucía, con juristas para no incurrir en ilegalidades, sostienen estas fuentes.

La exigencia de Ciudadanos de que los partidos con los que pueda llegar a un acuerdo tengan que adoptar las primarias como método de elegir a sus candidatos no es problema para el PSOE, ya que ese es su método desde hace más de quince años.

El próximo lunes, tras el análisis del resultado electoral, empezarán los tanteos, y después las invitaciones expresas para negociar las investiduras. Los socialistas pondrán sobre la mesa sus propuestas, en las que coinciden todos los candidatos autonómicos aunque las rotulen de manera diferente. Sanidad y educación públicas, políticas de ayuda a la dependencia, propuestas antidesahucios, medidas contra el desempleo y de regeneración democrática son las fundamentales, aunque hay especificidades como la erradicación de la pobreza energética, que incluye Extremadura.

Con estos presupuestos a los socialistas se les antoja difícil que Podemos o Ciudadanos puedan levantarse de la mesa de negociación, salvo que tengan decidido hacerlo de antemano porque no quieran facilitar la investidura de socialistas. Pero los dirigentes del PSOE en toda España sostienen que en Andalucía, a medida que se acercaba el acuerdo, Podemos y Ciudadanos, por separado, alejaban la raya de la meta. No dan nada por supuesto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información