Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJA investiga a la diputada del PP Ana Mestre por calumnias e injurias

La exdirectora de Formación de la Junta se querelló contra la parlamentaria porque la había acusado de favorecer a su cuñado

La diputada Ana Mestre, segunda por la derecha, el pasado marzo en un acto de campaña del PP. Ampliar foto
La diputada Ana Mestre, segunda por la derecha, el pasado marzo en un acto de campaña del PP.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) investiga a la diputada del Partido Popular Ana Mestre por un delito de calumnias e injurias que afectan al honor de la exdirectora general de Formación de la Junta Teresa Florido. La Sala de lo Penal del alto tribunal acepta que la parlamentaria debió contrastar, "al menos, cuál fue el contenido de la documentación a que tuvo acceso de su función de control al Gobierno", establece el TSJA en un reciente auto.

La diputada popular había acusado a Florido, imputada en la causa de los cursos de formación, por haber favorecido cuando ejerció el cargo entre 2011 y 2013, a su cuñado el exconsejero de Hacienda y empresario Ángel Ojeda y a su sobrina Vanesa Ojeda al conceder subvenciones a sus empresas. Florido asegura que se inhibió para no favorecer a sus familiares.

La Sala de lo Penal del TSJA se corrige a sí misma —algo inhabitual— después de haber tumbado la querella interpuesta por Florido en un primer momento. "Los argumentos que se exponen en el recurso de súplica han forzado a la Sala a reconsiderar su decisión (...) no puede considerarse de todo punto inverosímil la concurrencia de dolo, que expresamente es afirmado en la querella". En su resolución, los magistrados concluyen que "tiene razón la recurrente". Los tres jueces de la Sala aseguran que deben examinar el contenido de la documentación a que tuvo acceso Mestre. 

De este modo, el TSJA abre diligencias previas y cierra la causa especial abierta sobre el proceso tras la interposición de la querella, que asumió el TSJA al ser Mestre cargo aforado en el Parlamento. El instructor de la causa es el magistrado Miguel Pasquau.