Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera: “No es obligatorio pactar con Ciudadanos, tampoco gobernar”

El presidente de Ciudadanos, acompañado por Sosa Wagner, responde a las críticas del PP por incluir las primarias como un requisito para la negociación de pactos

Rivera, en Asturias con Sosa Wagner, exeurodiputado de UPyD. Ampliar foto
Rivera, en Asturias con Sosa Wagner, exeurodiputado de UPyD. EFE

"No es obligatorio pactar con Ciudadanos. No es obligatorio gobernar". Así, con tono duro, ha contestado Albert Rivera a las críticas del PP a que su partido exija la implantación de primarias obligatorias para alcanzar pactos de investidura, como publicó EL PAÍS.

"A veces nos lo ponen muy fácil", ha dicho Rivera durante un mitin en Asturias. "El señor que se inventó lo de Naranjito [por Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso], gran estratega de mercadotecnia de nuestro partido, dice que las primarias son una ocurrencia y que es de películas americanas", ha ironizado el presidente de Ciudadanos. "No lo digo en broma", ha añadido, recalcando su sorpresa por la reacción del partido de Génova, que ha llegado a calificar como "chantaje" la propuesta de la formación emergente.

"Esto es lo que tenemos. El partido que gobierna España, ante una propuesta de que elevemos el listón ético y democrático dice que es una ocurrencia, que es de películas americanas", ha proseguido Rivera antes de advertir: "Con quien no cumpla ese mínimo, no podemos llegar a acuerdos. No es obligatorio pactar con Ciudadanos. No es obligatorio gobernar".

Tras las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, Ciudadanos solo negociará con los partidos que firmen su decálogo anticorrupción, que incluye las primarias obligatorias, lo que afecta especialmente al PP, que no las celebra y podría necesitar su apoyo en hasta siete Comunidades. Solo entonces se abrirían negociaciones para pactos de investidura y posibles apoyos a los presupuestos. Rivera recordó todo eso ante un público entusiasmado y en una de las comunidades en las que más problemas ha tenido su organización.

Aquí, en Asturias, donde decenas de afiliados y cargos de UPyD se han incorporado a Ciudadanos (entre ellos Ignacio Prendes, exdiputado autonómico de Rosa Díez), las tensiones entre nuevos y antiguos integrantes del partido obligaron a varios viajes de los dirigentes barceloneses hasta que se aprobaron las listas. Aquí, en Asturias, la dirección cree tener el mejor ejemplo de lo lejos que se puede llegar con su filosofía de pactos, acuerdos y diálogo con otras formaciones. Y aquí, en Asturias, tuvo Rivera un espectador de lo más especial: Francisco Sosa Wagner (exeurodiputado de UPyD que pidió que ambas formaciones alcanzaran compromisos electorales puntuales y acabó abandonando el partido), acudió al mitin y escuchó como le tildaban de "valiente". 

Así, rodeado de aplausos, Rivera cargó contra el PP ("Con un gobierno de mayoría absoluta, democráticamente hemos ido para atrás") y recordó que será intransigente cuando llegue la hora de los pactos: o la formación que quiera su apoyo firma el decálogo anticorrupción, o nada de nada.

Más información