Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cinco países con A400M en uso paralizan los vuelos tras el siniestro

Reino Unido, Turquía, Francia, Alemania y Malaysia suspenden las operaciones

Morenés pide no hacer del siniestro un análisis sobre credibilidad de Airbus

Reino Unido, Turquía, Francia, Alemania y Malaisia, los cinco países que disponían ya de unidades del avión Airbus A400M han decidido suspender su uso tras el accidente de Sevilla en el que un aparato se estrelló causando la muerte a cuatro personas. En total, son 12 aeronaves que, solo en el caso de Francia, se usarán en casos extremadamente prioritarios.

"Nuestros A400M están en operaciones y solo los vuelos extremadamente prioritarios serán autorizados" hasta que se tenga toda la información del accidente, dijo el ministro de Defensa, francés Jean-Yves Le Drian en una rueda de prensa junto a sus homólogos español, Pedro Morenés, alemana, Ursula von der Leyen, y polaco, Tomasz Siemoniak, en Lorient (noroeste de Francia).

El Ministerio de Fomento ha informado este sábado de que ya se han encontrado las dos cajas negras del avión Airbus A400M siniestrado ayer en Sevilla. Tanto el registrador de voz como el de datos, que presentan "importantes daños provocados por el fuerte impacto y posterior incendio",  han sido puestos a disposición del juez instructor del caso, responsable de la investigación judicial.

A través de un comunicado, el departamento de Ana Pastor ha detallado que la ministra ha presidido en la mañana de este domingo una reunión de coordinación sobre todo lo relacionado con el accidente del avión Airbus A400M ocurrido en las inmediaciones del aeropuerto de Sevilla.

En la reunión ha participado también el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, ya que las comisiones técnicas de investigación de accidentes aéreos de ambos departamentos están colaborando en el esclarecimiento de lo ocurrido.Por parte de Defensa, participan miembros la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares mientras que Fomento aporta a los técnicos de su Comisión de Investigación de Accidentes y Eincidentes de Aviación civil.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está siendo informado de forma constante de la evolución de los dos heridos en el accidente y de la investigación de lo sucedido. Y el ministro español de Defensa, Pedro Morenés, ha exigido una investigación rigurosa sobre el accidente del A400M en Sevilla y pidió que no se haga del siniestro "un análisis sobre la credibilidad de Airbus", en un acto celebrado en Lorient (norte de Francia)

La Real Fuerza Aérea británica cuenta con dos aeronaves A400M de transporte militar, la primera de las cuales fue entregada el pasado noviembre, y ha encargado un total de 22, que prevé recibir durante los próximos años. "Las operaciones de los aviones A400M británicos han quedado interrumpidas mientras se lleva a cabo la investigación sobre el accidente en Sevilla. Nuestros pensamientos están con la familia y los amigos de aquellos que estuvieron involucrados en el siniestro", expresó un portavoz de Defensa en un comunicado.

Turquía, por su parte, tiene dos y en junio iba a recibir el que este sábado se estrelló. Las fuerzas armadas del país han suspendido también los vuelos de entrenamiento de sus dos Airbus A400M tras el primer accidente mortal en un aparato que iba a ser entregado a este país. Los dos aviones entregados por Airbus a Turquía han sido inmovilizados temporalmente por “razones de seguridad”, según informa Anatolia, la agencia de prensa oficial.

Ahora, los países que tienen aviones de este modelo son Francia (seis), Reino Unido (dos), Turquía (dos), Alemania (uno) y Malasia (1). Para este 2015, Airbus tiene prevista la entrega de entre 14 y 18 aeronaves de este modelo.

En España, la investigación la realizarán de forma conjunta los ministerios de Defensa y Fomento. En este caso, se produce un vacío legal porque Fomento se encarga de los accidentes de aviones civiles y una comisión técnica militar llamada CITAAM, de las aeronaves del Ejército. Sin embargo, el aparato estrellado este sábado en Sevilla se trataba de un avión militar, pero que no era del Ejército, sino de la empresa constructora. En marzo de 2012, el rey Juan Carlos I voló en un A400M.

La empresa ha enviado a un equipo de técnicos al lugar para investigar las causas del suceso en coordinación con las autoridades españolas. "El golpe ha sido muy duro para la empresa y ahora lo más importante es estar con las víctimas y sus familias", ha señalado un portavoz de la compañía.

Cuatro empleados de la empresa Airbus fallecieron este sábado y otros dos sufrieron heridas graves cuando un aparato que estaba en pruebas para ser entregado a Turquía se estrellara en las cercanías del aeropuerto de la capital andaluza. La tripulación del avión la conformaban un piloto, un copiloto, un mecánico y tres ingenieros, cuyas identidades todavía se desconocen. La aeronave, numerada como MSN023, realizaba según el fabricante Airbus su "primer vuelo de producción" y estaba destinada a ser la tercera del pedido encargado por Turquía.

Por su parte, los dos supervivientes del accidente permanecen ingresados en los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío y, después de ser intervenidos de sus heridas, continúan "estables dentro de la gravedad", según han confirmado este domingo a Europa Press fuentes sanitarias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información