Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio centenar de judíos sefardíes visitan Castrillo Matajudíos

La cita responde a una invitación del alcalde para que "conozcan su pasado"

Castrillo Matajudíos
Plaza de Castrillo Matajudíos.
Plaza de Castrillo Matajudíos.

Cerca de medio centenar de judíos sefardíes procedentes de distintas partes del mundo han visitado este viernes la localidad burgalesa de Castrillo Matajudíos, respondiendo a una invitación de su alcalde, Lorenzo Rodríguez, para conocer el proyecto de estudio y las excavaciones del pasado de esta villa burgalesa, fundada por los judíos hace 1.000 años y ubicada en el Camino de Santiago. En mayo del año pasado, los habitantes de esta aldea burgalesa, con 29 votos a favor, decidieron cambiar el nombre de la localidad al de Castrillo de Mota de Judíos. Un total de 19 habitantes, de los 56 adultos del municipio, optaron por mantener la denominación

Este viaje a Castrillo Matajudíos ha sido la culminación de la III Cumbre Erensya, que se ha celebrado en Ávila, Madrid y Toledo, y que ha reunido en España a medio centenar de miembros de las comunidades e instituciones de la diáspora sefardí, convocados por el Centro Sefarad-Israel. Estas cumbres se celebran cada dos años y pretenden evitar se pierda la cultura, el patrimonio y la tradición sefardí.

Nueva York, Buenos Aires, Caracas, París, Seattle, Salónica, Lyon, Lisboa, Niza Estambul y Bogotá son algunas de las ciudades de origen de la treintena de judíos sefardíes que han viajado a Castrillo Matajudíos, que en un futuro próximo pasará a llamarse Castrillo Mota de Judíos, para conocer "in situ" los proyectos que se ha propuesto esta localidad burgalesa, raíz del cambio de nombre, aprobado en consulta popular en mayo del 2014, han informado a Europa Press fuentes municipales.

El alcalde, Lorenzo Rodríguez, les ha dado la bienvenida en la plaza del pueblo, agradeciéndoles "el esfuerzo que realizan para salvaguardar los valores de la cultura sefardí en todo el mundo a lo largo de la historia".

Rodríguez les ha explicado que "Castrillo -al cambiar el nombre- está haciendo justicia a una pesada herencia, que no se correspondía ni con la historia ni con la voluntad de los vecinos". Además, les ha detallado el proyecto cultural que se ha puesto en marcha con la ayuda de la Junta de Castilla y León y que ahora se sustancia en las excavaciones que se realizan en la Mota.

A continuación ha tomado la palabra el director del Centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas, quien ha destacado que "este pueblo constituye todo un símbolo, representa una lucha audaz contra el antisemitismo", tras lo que ha destacado la "valentía" del alcalde, al apostar por una causa en favor del pasado judío de la villa.

Posteriormente, ha intervenido en nombre de la Comunidad Sefardí de la Diáspora, Alberto Levi, representante de la Federación Sefardí de Latinoamérica, quien ha mostrado su gratitud a los vecinos de Castrillo por la acogida y, especialmente por el esfuerzo que realizan para rescatar la memoria de sus antepasados.

La iglesia de san Esteban ha servido en esta ocasión para que el alcalde y el director de las excavaciones, Ángel Palomino, explicaran los proyectos que se pretenden desarrollar entre los que cabe destacar, además de la continuación de las excavaciones, la construcción de un Centro de interpretación de la Cultura Sefardí en el Camino de Santiago, cuyo anteproyecto ha diseñado el arquitecto Gonzalo Villarreal.

Todos estos proyectos se pretenden pilotar por la Asociación Cultural Mota de Judíos, en fase de gestación y cuyos miembros fundadores se encontraban en la villa para arropar la visita. Esta Asociación pronto verá la luz y será visible a través de la página web www.motadejudios.com

A pesar del mal tiempo, los visitantes, junto con los vecinos han visitado las excavaciones. Ángel Palomino, director de las mismas, les ha explicado los hallazgos hasta ahora encontrados en La Mota.

Las mismas fuentes han señalado que allí se han vivido "momentos especialmente emotivos", en los que los judíos han interpretado canciones de la diáspora sefardí, que se han mantenido a lo largo del tiempo por gentes que habitan en los cinco continentes.

Con el viaje a la localidad burgalesa ha finalizado la III cumbre Erensya, una tercera edición que ha tenido lugar en España, tras las celebradas en 2011 en Bulgaria (Sofía y Plovdiv) y en 2013 en Turquía (Estambul y Esmirna). El director del Centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas, ha explicado que estas cumbres conjugan elementos culturales, sociales e institucionales.

Más información