Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Para mi amigo Pablo...”

Juan Carlos Monedero explica en una carta pública los motivos de la dimisión

El exnúmero tres afirma que los principios fundacionales de Podemos "siguen intactos"

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, publicó anoche, horas después de presentar la dimisión de todos los cargos del partido, una carta de despedida en la que reivindica que las bases que sirvieron para fundar Podemos "siguen intactas". Sin embargo, asegura que se marcha para vivir "sin los frenos de los órganos colegiados; sin las penurias de las organizaciones (también, y eso me lo pierdo, sin sus grandezas); sin el dogal de las urgencias electorales".

La carta, publicada en la página web comiendotienerra.es, del diario publico.es, se titula A mi amigo Pablo. En ella explica los motivos que le han llevado a recuperar su libertad de opinión; exalta su amistad con Pablo Iglesias; cuestiona la burocratización de los partidos y pone en solfa a los medios de comunicación críticos.

Pero, a pesar de la dimisión, dice que el proyecto de Podemos está muy vivo: "Cuando fundamos Podemos, tres convicciones nos acompañaban que hoy, después de presentarle a Pablo mi dimisión de los cargos de dirección del partido, siguen intactas. No se nos han movido porque nos nacieron de muy adentro. Siguen firmes porque las cuidamos durante mucho tiempo, atendiendo a todos sus rincones, a sus promesas y también a sus riesgos".

Monedero explica que en su fundación tenían a su favor "el motín de Esquilache que supuso el 15M" y, sobre todo, un objetivo: "La necesidad de decirle a los responsables de vaciar nuestra democracia que podían vencer, pero que no nos estaban convenciendo; la necesidad de construir un relato que terminara con la resignación a la que se invitaba a nuestro país; y la convicción de que para cambiar nuestra democracia teníamos que recuperar, junto a la inteligencia, la emoción, que teníamos que hablar con la misma voz con la que hablábamos todos los días, que teníamos que reinventar nuestras tradiciones para que todo el esfuerzo de nuestros mayores no se echara a perder".

El exnúmero tres afirma que con su renuncia pretende "empujar con mucha más fuerza este proyecto". Es entonces cuando dice: "Sin los frenos de los órganos colegiados; sin las penurias de las organizaciones (también, y eso me lo pierdo, sin sus grandezas); sin el dogal de las urgencias electorales. Sin la ponzoña de los medios ni sus enredos que envilecen. Recupero una voz que solo me representa a mí mismo. Que no compromete sino a quien esté de acuerdo con mis errores y con mis aciertos, y que le quita a los que viven del infundio la posibilidad de achacar a nadie que no sea yo mismo mis opiniones".

Tras ensalzar a Pablo Iglesias y las bondades de la amistad entre ambos, Monedero afirma que quiere "recuperar" sus cenas con Iglesias, "lejos de las intrigas de los medios", para que este le reviente "algún capítulo de Juego de tronos que", dice, "aún no habré visto". A lo que él le dirá "que cómo es posible que aún no haya visto la versión inglesa de House of Cards".

Monedero concluye con una reivindicación de Iglesias: "En política, nunca he sentido tanta seguridad como cuando él está cerca, cuidando siempre a todos los que estamos en esta pelea. Quien no entienda esto no entenderá por qué Pablo Iglesias tiene el mandato de gobernar nuestro país. Hoy mismo seguimos en esta pelea. Pablo como secretario general en la Mesa Ejecutiva de Podemos. Yo, igualmente en Podemos pero en una nueva tarea".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información