Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD expulsa a dos de sus cuatro eurodiputados por su “rebeldía”

Fernando Maura y Enrique Calvet tenían abierto un expediente y estaban suspendidos

UPyD
Fernando Maura y Rosa Díez, en una imagen de archivo EFE

La dirección de UPyD expulsó este jueves a los eurodiputados Fernando Maura y Enrique Calvet “por su constante y público desprestigio del partido (…) y abierta rebeldía”, según explicó en un comunicado donde también les acusó de falta de transparencia en la justificación de cómo gastan los 4.500 euros mensuales que el Parlamento Europeo entrega a cada uno de sus miembros.

Los dos eurodiputados, que habían pedido la apertura de negociaciones con Ciudadanos (Maura) y la regeneración de la formación (Calvet), se negaron a entregar sus actas y recordaron que publican sus gastos en Internet. Maura, además, se integrará en el grupo Ciudadanos Europeos con los dos eurodiputados del partido de Albert Rivera, lo que provocó que Andrés Herzog, portavoz adjunto de UPyD, le acusara este jueves de “transfuguismo”.

“Jamás iría con el escaño de UPyD a otro partido”, contestó Maura, que además puntualizó que su decisión de integrarse en el mismo grupo que Javier Nart y Juan Carlos Girauta, anunciada este jueves, era previa a su expulsión. “He sido leal”, añadió.

Ciudadanos, que ha acogido a militantes de UPyD previo paso por la plataforma Encuentro, exige a todos los cargos que se incorporan al partido que antes dejen su acta. “El asunto es muy fácil”, explicó el eurodiputado Girauta. “Si teniendo el escaño intentara afiliarse, le diríamos que no. [La acusación de transfuguismo] trasluce su desconocimiento de las prácticas del Parlamento Europeo”, añadió. “Hemos creado una delegación, algo muy habitual”.

La reacción de Herzog reflejó que las relaciones entre el partido de Albert Rivera y el de Rosa Díez son muy tensas. Las dos formaciones pelean por atraer al electorado de centro. Tras el fracaso de cuatro intentos de fusión, el último a finales de 2014, sus trayectorias son opuestas. Ciudadanos logró nueve diputados en Andalucía. UPyD no sumó ninguno. Desde entonces, ha sufrido la dimisión de Toni Cantó (diputado y candidato a la Generalitat valenciana) y el pase a Ciudadanos de dos de sus cargos electos (Ignacio Prendes, diputado por Asturias; y Alberto Reyero, por Madrid), además de cientos de militantes.

“La dirección sigue la línea de puestos a morir, muramos de ridículo”, lamentó Calvet, cuya expulsión, junto a la de Maura, reduce a la mitad el grupo de cuatro eurodiputados de UPyD. “Los gastos están publicados y auditados”, aseguró. “Otra cosa es que pretendan que les diga dónde he comido, con quién y qué. Me molesta el nivel de estiércol del debate. Aflora Podemos, irrumpe Ciudadanos, ¿y este es el debate?”.

Más información