SITO MIÑANCO

La Audiencia prohíbe volver a Galicia al histórico narco Sito Miñanco

El auto, que le acusa de haber provocado una "generación perdida" por la droga, permite que salga de prisión a diario para trabajar

Vilagarcía de Arousa - 15 abr 2015 - 19:12 UTC
Sito Miñanco, en 2001, tras ser detenido en una operación antidroga.
Sito Miñanco, en 2001, tras ser detenido en una operación antidroga.

El narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, que ha pasado más de 20 de sus 59 años en prisión, ha logrado que la Audiencia Nacional aceptase su último recurso para lograr un segundo grado penitenciario que le permitirá disfrutar de una situación de semilibertad, acudiendo solo a un centro carcelario los fines de semana.

Un contrato de trabajo indefinido en una empresa de servicios de vigilancia de edificios, aparcamientos y consulados con domicilio social en Madrid ha sido determinante para que Sito Miñanco pueda abandonar en los próximos días la prisión y desempeñe funciones de “comercial y supervisor” para la delegación que la firma tiene en Andalucía.

Prado Bugallo aceptó como condición para ser excarcelado que su centro de trabajo estuviera alejado de Galicia, además de redactar de su puño y letra una carta de arrepentimiento por los delitos cometidos en la que pide perdón a la sociedad y que envió al juez de Vigilancia Penitenciaria en noviembre del pasado año.

La Audiencia Nacional -que estimó el auto del juez de Vigilancia Penitenciaria al que no se opuso la Fiscalía Antidroga pero con todos los informes contrarios de la prisión- hace un duro recordatorio de las consecuencias que han tenido el narcotráfico para la sociedad gallega. Por eso "es necesario evitar el daño que la presencia del interno pueda producir a las víctimas o a su familiares que actualmente vivan en la zona de la que es oriundo el interno, por ello, es coherente la pretensión del interno de presentar una oferta laboral fuera de la Comunidad Autónoma Gallega".

El juez de Vigilancia Penitenciaria José Luis Castro consideró que el hecho de que Sito Miñanco termine el segundo grado lejos de Galicia (donde pasó los últimos permisos concedidos desde 2011) "evitará el encuentro del penado con aquellas familias que han sufrido las consecuencias de su actividad delictiva". Y aunque las víctimas "inicialmente son indeterminadas, es fácilmente reconocible por muchas de las personas que viven en la zona y que han sufrido mayoritariamente las consecuencias de su actividad; basta recordar la famosa generación perdida en la zona de Villanueva y Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) en la que se produjo la muerte de muchos jóvenes como consecuencia del consumo de la droga".

Aunque Miñanco ya cumplió la tercera parte de la condena en 2009, el juez considera que no debe de ser clasificado en tercer grado, porque antes es necesario comprobar si efectivamente va a cumplir con las responsabilidades asumidas por él mismo, entre ellas la de no regresar a Galicia. Además recuerda su reincidencia delictiva porque cuando fue detenido en 2001 se encontraba en libertad condicional, pero reconoce que la evolución del interno ha sido positiva y sin incidencias en los permisos que ha venido disfrutando.

Su abogado José María Barrena dijo ayer que aún está por decidir qué centro penitenciario le asignarán a su cliente, aunque se baraja el de Málaga, Algeciras o Jérez, y confía que el tercer grado podría obtenerlo este mismo año, lo que le permitiría “regresar a su casa de Cambados”.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50