Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

La burbuja se está pinchando

Según los sondeos oficiales, ha descendido 13 puntos el apoyo a la independencia

Hay suficientes indicios que muestran cómo bastantes catalanes seducidos durante estos últimos años por la independencia están aterrizando en la realidad. Empieza a verse claro que uno de los principales errores de los nacionalistas ha sido no explicar la verdad e intentar mantener a los ciudadanos en la ilusión de una burbuja, política y mediática, con el objetivo de convencerles de que la independencia de Cataluña era algo fácil y rápido por muchas razones, entre ellas por el apoyo internacional. “¿Cómo el mundo libre, sea Europa o Estados Unidos, va a oponerse a la libertad de los catalanes?”, se preguntaban constantemente políticos y tertulianos. Añadiendo a continuación: “El obstáculo es España, sólo España y los españoles. Pero si los catalanes estamos unidos, y nos manifestamos masiva y pacíficamente por la independencia, las presiones internacionales obligarán a que España ceda”.

El viaje a EE UU de Artur Mas ha sido un fiasco total

Grave error de apreciación o consciente mentira. Cualquier persona con unos mínimos conocimientos de lo que sucede en el mundo sabe perfectamente que esto no es así. Precisamente en el mundo libre, es decir, en los países occidentales, las normas del derecho internacional son respetadas, especialmente las más esenciales, entre las cuales se encuentra el principio de integridad territorial de los Estados, garantizado por los tratados de la UE y de la ONU. En Cataluña se sostenía, y aún se sostiene, que en su caso es de aplicación el derecho de autodeterminación, no el de integridad territorial. Otro error u otra consciente mentira.

Esta ignorancia la está pagando ahora la Generalitat cuando intenta desplegar acciones políticas en el extranjero: hace el ridículo. El viaje a EE UU de Artur Mas ha sido un fiasco total. El gobernador de California le canceló la cita con la excusa de que unos días antes había fallecido su hermana. En Nueva York, el público asistente a su conferencia en la Universidad de Columbia estaba compuesto básicamente por catalanes que aplaudían sus réplicas a las observaciones críticas del moderador. La foto de sus declaraciones a los medios neoyorquinos es patética: sólo se ven los micrófonos de los medios de información de la Generalitat.

La realidad se impone. Los catalanes lo ven

Unas semanas antes, Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, en alusión al extravagante nombramiento de Amadeu Altafaj como “delegado permanente de Catalunya ante la UE”, cargo que sólo pueden designar los Estados, dijo que todo contacto oficial de una comunidad autónoma o similar con la UE no puede ser directo, sino que debe hacerse a través del Estado miembro.

La burbuja, pues, se está pinchando. La realidad se impone. Los catalanes lo ven. El apoyo a la independencia, según los sondeos oficiales, desciende 13 puntos mientras su rechazo aumenta 23. Muchos catalanes que venían de las nubes están aterrizando en la realidad.