Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP impone a sus diputados que voten a favor de la reforma del aborto

La oposición acusa al Gobierno de “traficar” con las mujeres

El PP saca adelante la proposición con 192 votos a favor

Diputados del PP que no quieren votar la reforma.

El PP ha avisado este martes a sus propios diputados sobre la necesidad de votar a favor de la reforma del aborto impulsada por el Gobierno, y que un grupo de críticos, en el que hay al menos media docena de diputados, ha cuestionado abiertamente porque entienden que incumple el programa electoral de su partido. El Congreso debate este martes a partir de las 16.00 el cambio en la conocida como Ley Aído con el que las menores que quieran interrumpir una gestación deben contar con permiso paterno y también incorpora un debate sobre si el aborto debe considerarse un derecho de la mujer.

Los diputados críticos de PP creen que la reforma debe ser más radical. Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, ha destacado que el PP mantiene el recurso contra la ley Aído en el Tribunal Constitucional y sigue defendiendo que el aborto "no es un derecho", por eso, ha advertido a los diputados críticos que tienen la obligación de apoyarla.  Hernando ha reconocido que no sabe qué iban a hacer finalmente los diputados provida. "Son mayores y responsables", ha dicho de ellos.

Lo más probable es que los diputados que no están conformes con el cambio de la Ley del aborto se ausenten del pleno o se abstengan. La sanción por no apoyar el proyecto de ley rondaría los 300 euros, según fuentes populares.

El diputado José Eugenio Azpiroz (PP), uno de los que se ha mostrado en contra ha pedido a la dirección de su partido que permitan la libertad de voto. "¿En qué estoy yo faltando?" se ha preguntado Azpiroz en los pasillos del Congreso, tras recordar que fue el propio Gobierno el que, en cumplimiento del programa electoral, presentó un anteproyecto de ley para revertir la ley Aído, que después fue retirado.

El Cambio legal

Cuando entre en vigor la reforma de la ley del aborto aprobada este martes, las embarazadas de 16 y 17 años necesitarán el “consentimiento expreso” de sus padres si quieren abortar. En caso de conflicto entre la chica y sus progenitores, se actuará “de conformidad con lo dispuesto en el Código Civil”; es decir, decidirá un juez.

Con la ley vigente desde 2010, las chicas de 16 y 17 años pueden abortar sin consentimiento de sus padres. Sí deben informarles, salvo que aleguen que eso les provocará “un conflicto grave”; por ejemplo, que temen sufrir maltrato o coacciones.

Según ACAI, la asociación de clínicas que practican abortos, el 88% de las chicas de 16 y 17 años que abortan en España lo hacen acompañadas por sus padres. Un 12% (entre 400 y 500 menores al año) no les informa de su decisión.

El PSOE, que votará en contra, ha pedido al partido en el Gobierno que no "mercadee" con los derechos de las mujeres. "El PP quiere coger votos de todas partes, del ala más conservadora y de la más moderada, y para eso no tiene ningún problema en utilizar los derechos de las mujeres como mercancía", ha declarado Carmen Montón; portavoz parlamentaria de igualdad. Montón ha insistido en que los derechos de las mujeres "no son de quita y pon" y que no participarán en ningún "regateo electoral".

El portavoz de IU en el Congreso, José Luis Centella, ha tildado de "electoralismo reaccionario y rancio" el propósito del PP, y la líder de UPyD, que también votará en contra, ha hablado de "una vuelta al pasado".

La portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, ha entregado en el Congreso 23.500 firmas para pedir a los diputados del Grupo Parlamentario Popular que "no voten a favor de algo que supone mantener de facto la Ley Aído". "Hoy se consuma la traición del señor Rajoy con aquella promesa (la de progeger el derecho a la vida) con la que ganó el voto de 11 millones de españoles", ha remachado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información