“Podemos es consecuencia de la falta de respuesta a la corrupción”

El juez cita los GAL y Gürtel como los casos más graves contra la legalidad

Baltasar Garzón, este jueves.
Baltasar Garzón, este jueves.Gorka Lejarcegi

El jurista Baltasar Garzón, inhabilitado como juez desde 2012, se ha explayado en un recorrido exhaustivo de 600 páginas sobre la corrupción en España desde la Transición hasta la actualidad. Esta enciclopedia de la ausencia de ética en las instituciones le da razones para asegurar que la corrupción en España “no es generalizada” pero sí sistémica y ha sido posible por la “impunidad”. El Fango es el título del libro, publicado en Debate. Ninguna institución se salva, aunque los dos partidos que han gobernado España durante más tiempo, PP y PSOE, se llevan el grueso de la culpa.

Pregunta. Su libro termina justo cuando el Gobierno del PP ha aprobado los pasados días un paquete de leyes anticorrupción. ¿Le satisface?

Respuesta. Son medidas necesarias pero cosméticas en buena medida, para tranquilizar conciencias. Son muy suaves las medidas contra los delitos de los partidos; no se entra en regular los lobbies; tampoco en dar más transparencia a las instituciones y al Tribunal de Cuentas.

P. Corrupción política, policial, judicial, bancaria, en la Casa Real... ¿España es un lodazal de corrupción?

R. En España no hay corrupción generalizada pero sí sistémica. Algo se ha mejorado al subir tres puntos en la lista de Transparencia Internacional, pero que un país europeo esté en el número 37 es preocupante.

P. ¿Los Gobiernos habidos en estos cuarenta años, del PP y del PSOE, son culpables?

Yo no soy de los que cargo contra la Transición pero ha habido impunidad en los crímenes del franquismo, en el poder económico y en el político

R. Yo no soy de los que cargo contra la Transición, pero ha habido impunidad en los crímenes del franquismo, en el poder económico y en el político; solo a partir de 1995 empezaron a dictarse normas contra la corrupción pero, además, ha habido obstaculización en las investigaciones.

P. ¿Qué investigaciones se han obstaculizado?

R. La acción del Estado ha obstaculizado casos como los GAL, fondos reservados, caso Filesa, caso Juan Guerra, caso Naseiro y caso Gürtel, entre otros. Sí ha habido investigaciones judiciales pero artesanales, por la acción de jueces y fiscales, pero no ha habido una lucha global contra la corrupción desde todos los ámbitos.

P. De todos los casos de corrupción habidos y los que están ahora juzgándose ¿cuáles son para usted los más lacerantes?

R. Los GAL y Gürtel. El primero porque atacó la esencia de la lucha contra el terrorismo y el segundo por sus ramificaciones, por su extensión vertical y horizontal. Son los más impactantes. Ni en los de entonces ni en los de ahora hubo colaboración del poder político [en la investigación].

P. El expresidente del Gobierno Felipe González defiende a los presos políticos en Venezuela. ¿Qué le parece?

R. Me parece muy bien que Felipe González como abogado defienda a quien le requiere para que lo haga, muy bien.

P. Usted preside una fundación dedicada a la defensa de los derechos humanos. ¿Qué le parece la situación de Venezuela?

Más información

R. En Venezuela hay un grave problema de derechos humanos y por supuesto hay que denunciar ese ataque donde se produzca, me da igual el sitio.

P. Usted se ha enfrentado con los Gobiernos del PSOE y del PP por sus investigaciones, y fue apartado de su carrera [inhabilitado por prevaricación] por algunas de sus actuaciones en el caso Gürtel que empezó a investigar. ¿En España se han dado o se dan comportamientos similares a los de países que usted denuncia?

R. En el caso Gürtel la actuación del PP ha sido beligerante y destructiva, negándose sistemáticamente a colaborar. El PP ha perseguido a jueces y policías; y lo ha vuelto a hacer hace dos días queriéndose presentar como parte ofendida. El juez le ha tenido que decir que no.

P. El PP ha reconocido que la corrupción le ha hecho mucho daño y ha puesto en marcha medidas contra la misma. El PSOE, además de las leyes generales, se ha impuesto un código interno muy estricto. ¿Cree que lo valorarán los ciudadanos?

R. Es muy difícil que esos dos partidos aparezcan en el combate contra la corrupción cuando han pactado y se han repartido el poder alternativamente. Sin el fin del bipartidismo es difícil que se aborde ese combate.

Se dice que no confíen en los nuevos. ¡Qué barbaridad! ¿Hay que confiar en los que estaban y no daban respuesta?

P. ¿Podemos y Ciudadanos son entonces alternativas lógicas?

R. Podemos es la consecuencia de la falta de respuesta contra la corrupción. Ciudadanos también, aunque ya existía en Cataluña. Lo nuevo es Podemos, aunque ambos tienen una gran responsabilidad. Se dice que no confíen en los nuevos. ¡Qué barbaridad! ¿Hay que confiar en los que estaban y no daban respuesta?

P. ¿Con este libro ajusta usted cuentas por su apartamiento de la carrera judicial?

R. No, no. Reflejo lo que he vivido. Sí, conmigo se cometió una injusticia, fue un golpe tremendo y aún lucho contra ella.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción