“La delegación de UPyD en el Parlamento Europeo no existe”

Los cuatro eurodiputados del partido apenas se coordinan ni intercambian información Se dividen en dos: los fieles a la dirección y los críticos, que se acercan a Ciudadanos

El eurodiputado de UPyD Enrique Calvet.
El eurodiputado de UPyD Enrique Calvet. Javier Lizon (EFE)

El deterioro dentro de UPyD es tan profundo que afecta allí donde tiene representación: así, su delegación en el Parlamento Europeo, formada por cuatro europarlamentarios, ha dejado de funcionar como un solo partido, víctima de la bronca interna. “La delegación de UPyD no existe, no se puede llamar delegación. Es un conjunto de trabajos individuales”, aseguran a EL PAÍS los eurodiputados de la formación Enrique Calvet y Fernando Maura. “No hay coordinación ni intercambio de información”, indica Calvet. Los cuatro miembros se han separado en dos bandos: el de la jefa de la delegación, Maite Pagazaurtundúa y Beatriz Becerra, fieles a la dirección del partido, y el de Calvet y el diputado Fernando Maura, críticos, que se han acercado a Ciudadanos.

Más información
Una nueva corriente interna dentro de UPyD pide confluir con Ciudadanos
Rosa Díez exige al eurodiputado crítico que aclare sus gastos
UPyD aparta a Sosa Wagner del cargo en Europa tras la bronca con Díez
Dirigentes de UPyD dimiten en protesta contra Rosa Díez

Calvet pone un ejemplo. “Ayer lancé una pregunta para la Comisión Europea sobre la discriminación lingüística en los colegios de Cataluña que no fue firmada por Pagazaurtundúa y Becerra y, sin embargo, sí fue secundada por los dos europarlamentarios de Ciudadanos, Javier Nart y Juan Carlos Girauta”. La jefa de la delegación de UPyD asegura que no la firmó por otros motivos de fondo, no por discrepancias con sus compañeros. “Hay disfunciones en la delegación porque ellos no quieren estar coordinados”, se queja. “Hace semanas que no comparten las agendas”.

No firman las mismas iniciativas, ni se informan de los actos que organizan, incluso por separado. El eurodiputado Fernando Maura lleva más allá el malestar con la formación y asegura que se encuentra en un “compás de espera” reflexionando sobre su futuro en UPyD. Maura explica que la gota que colmó el vaso fue que Pagazaurtundúa no le comunicó que iba a ofrecer una rueda de prensa el pasado 4 de marzo con Teresa Jiménez Becerril para criticar que la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat acudiese al Parlamento Europeo. “Yo he sido amenazado por ETA, he llevado escolta hasta hace poco, me considero también una víctima del terrorismo. Y el nivel de deterioro ha llegado hasta tal punto de que ni me comunican este tipo de cosas. Me enteré en los pasillos”, relata molesto. Ella argumenta que el acto se comunicó en la reunión de coordinación a la que el diputado no acudió."Tenemos una reunión a la que él no viene porque no le da la gana. No es lo mismo haber sido perseguido por ETA que ser familiar de una víctima de la banda, por eso decidimos que Jiménez Becerril y yo daríamos la rueda de prensa", indica Pagazaurtundúa. La oficina de la eurodiputada añade además que envió la convocatoria de la rueda de prensa a los parlamentarios, aunque admite que después que a los medios de comunicación.

El eurodiputado crítico Fernando Maura comunicó por correo electrónico a la jefa de la delegación que dejaba de asistir a las reuniones semanales del grupo en Bruselas, y que dejara de contar con la ayuda de su equipo para decidir la postura en las votaciones de las áreas de las que se ocupa. “En otro email terminó con un: 'Estás enfermo', y le advertí de que lo había puesto por escrito”, señala.

La jefa de la delegación está molesta porque "se ponga el foco en cuestiones personales, que no son relevantes", y no en el trabajo que llevan a cabo en Bruselas. "No hay ningún elemento político que justifique ninguna queja, jamás se les ha presionado", dice en referencia a su postura crítica con la dirección. Pagazaurtundúa ve "mala fe" en hacer públicos sus problemas internos, cuando su "responsabilidad es trabajar contra la extraordinaria crisis institucional, política y económica en Europa" pero avanza que no tomará medidas contra ellos "para no fomentar posiciones victimistas". La última bronca de UPyD con su delegación en el Europarlamento terminó con la expulsión de Francisco Sosa Wagner como portavoz y su sustitución por Pagazaurtundúa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los dos europarlamentarios críticos se han aproximado a Ciudadanos. "Cooperamos muy a gusto y con mucha más facilidad con los dos compañeros de Ciudadanos que con las otras dos personas" , admite Calvet, que indica, eso sí, que no entregará el carné, y que si es expulsado “seguirá como independiente". Maura anuncia decisiones inminentes. “No oculto que tengo opciones de futuro más o menos inmediatas en el Parlamento Europeo”, apunta. “Tampoco oculto que tengo muy buena relación con Ciudadanos”, asegura el eurodiputado, quien ve que “el proyecto político de UPyD está agotado”. “Ahora hay que apoyar al partido que mejor representa el espacio que en su día pretendía ocupar UPyD, Ciudadanos”, concluye.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS