Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba definitivamente cinco leyes clave de la legislatura

El PP sacará adelante en el pleno la ley de seguridad ciudadana y el Código Penal

También el pacto antiterrorista, la ley de financiación de partidos y un estatuto de altos cargos

Por primera vez el Código Penal se aprueba con los votos de un solo grupo y toda la oposición acusa al Gobierno de recortar derechos y libertades

El Congreso de los Diputados aprobará este jueves definitivamente las cinco leyes políticas más importantes de la legislatura. Cinco normas que, al margen de las reformas económicas que en su mayoría se aprobaron al inicio, definen el mandato de Mariano Rajoy. Por un lado, se aprobará el bloque referido a seguridad y orden público: la ley de seguridad ciudadana, el Código Penal y la ley antiterrorista. Y, por otro, las dos normas que, junto a la ley de transparencia, ya parcialmente en vigor, reflejan la estrategia del PP frente a la corrupción: la ley de financiación de partidos y el estatuto de los altos cargos. Salvo la reforma de la legislación antiterrorista que fue pactada por el PP y el PSOE el pasado mes de enero, el resto lo aprobarán los populares sin más respaldo.

Por primera vez el Código Penal se aprueba con los votos de un solo grupo y toda la oposición acusa al Gobierno de recortar derechos y libertades.

La ley de seguridad ciudadana es una de las más contestadas de la legislatura, aunque ha ido perdiendo dureza a medida que avanzaba la tramitación. No obstante, se mantiene la principal objeción que hacen todos los grupos de la oposición sin excepción: convierte en sanciones administrativas sin intervención judicial lo que antes eran juicios de faltas en los que decidía un juez. Es decir, solo es posible el recurso por la vía contencioso administrativa una vez pagada la multa que, por ejemplo, se extiende a conductas como las manifestaciones en las inmediaciones del Congreso. Por eso, la oposición conoce esta norma como la “ley mordaza”.

Nació como respuesta a las primeras protestas de la legislatura. También es consecuencia del hecho de que las faltas desaparecen del Código Penal para convertirse en las citadas sanciones administrativas de la ley de seguridad ciudadana o en delitos menos graves. La ley de seguridad ciudadana entrará en vigor el 1 de julio, salvo la disposición que permite las devoluciones en caliente en la valla de Ceuta y Melilla, que se aplicará desde su publicación al final de esta semana en el BOE. Ese Código Penal contiene la prisión permanente revisable, que es rechazada por todos los demás grupos por entender que es una cadena perpetua encubierta. Se aplicará a delitos muy graves que se cometan a partir de su entrada en vigor. En el código se incluirá el nuevo capítulo sobre terrorismo pactado por PP y PSOE para hacer frente al adiestramiento yihadista y que se remite a la aplicación de la cadena perpetua, aunque los socialistas la rechacen.

Las dos leyes anticorrupción establecen un estatuto de los tesoreros, prohíben las donaciones de personas jurídicas a partidos, limitan a 50.000 las donaciones y refuerzan el papel del Tribunal de Cuentas, entre otras medidas. El resto de grupos considera que se han quedado cortas. Por ejemplo, el PSOE votará en contra porque no se han admitido sus enmiendas y por la “actitud obstruccionista” del PP en Gürtel y su falta de explicaciones.