Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confusión y nervios en el PP

Los socialistas destacan la victoria que les dan los primeros sondeos

Los populares aseguran que pierden menos votos que el PSOE

Juan Manuel Moreno, esta mañana votando. Ampliar foto
Juan Manuel Moreno, esta mañana votando. REUTERS

En el PP los primeros datos, los que ofrecieron las encuestas a pie de urna (las israelitas que luego coincidieron en la práctica con el sondeo de Canal Sur), aportaron confusión, nervios y alguna incredulidad. El equipo del candidato, Juan Manuel Moreno, que llegó al hotel Meliá Sevilla, sede del partido, sobre las ocho de la tarde, ofrecía una primera interpretación en la que destacaban la inquietud grande que según su criterio estaban pasando en el cuartel general del PSOE, porque durante toda la jornada habían constatado un flujo de voto variable de muchos votantes socialistas que ahora se estarían decantando por Podemos, informa Javier Casqueiro.

En el PP aseguran, además, que el trasvase de votantes suyos a Ciudadanos era menor, aunque en el mejor de los casos el partido bajaría 15 escaños sobre los obtenidos por Javier Arenas en 2012. Lo que los colaboradores de Moreno sí aceptaban, desde el primer momento, es que el fenómeno Podemos iba a irrumpir con fuerza en el nuevo Parlamento, con más partidos y un futuro más incierto.

Un equipo de EL PAÍS TV recorre las provincias andaluzas para reflejar ocho escenarios de la comunidad que vota el 22-M
ESPECIAL  Un equipo de EL PAÍS TV recorre las provincias andaluzas para reflejar ocho escenarios de la comunidad que vota el 22-M

Por su parte, la candidata socialista, Susana Díaz, ha llegado sobre las ocho de la tarde al Palacio de Congresos de Sevilla, a la misma hora que la televisión pública andaluza avanzaba el sondeo a pie de urna de las elecciones, en el PSOE ganaría las elecciones pero con el peor resultado de su historia. Susana Díaz ha llegado acompañada del secretario de Organización, Juan Cornejo, y de su marido, José María Moriche. Díaz está reunida en una sala con todos los miembros de la ejecutiva regional. Por ahora ningún dirigente ha querido hacer valoraciones, aunque fuentes de este partido han destacado la victoria socialista sobre el resto de fuerzas políticas, informa Lourdes Lucio.

El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, ha sido el primer dirigente en hacer declaraciones, preñadas de optimismo, tras los primeros avances de los resultados: "El cambio hoy es irreversible. Es el primer paso de un año que será histórico". Mientras, su candidata, Teresa Rodríguez, ha votado en Cádiz, donde los interventores de esta formación han mostrado su "optimismo" con el desarrollo de la jornada. Rodríguez se ha trasladado esta tarde a Sevilla, al Teatro Távora, donde unos 30 medios de comunicación siguen la reacción de este partido, informa Efe.

Según los primeros sondeos, Ciudadanos entraría por primera vez en el Parlamento andaluz, con entre 6-7 diputados y un 8% de los votos. Para el vicesecretario general de la formación y parlamentario catalán, José Manuel Villegas, “entrar con grupo propio en el Parlamento andaluz sería un gran éxito para Ciudadanos". El partido de Albert Rivera planeó una campaña centrada en lograr dos escaños, por Málaga y Sevilla. La previsión de la formación era pelear voto a voto con UPyD para iniciar su despegue nacional. Las encuestas, sin embargo, dispararon las expectativas, informa Juan José Mateo.

El grupo reconsideró sus metas. Al cierre de campaña, fuentes de la directiva situaron en la formación de un grupo propio la frontera entre las metas cumplidas y el éxito rotundo. La candidatura de Juan Marín incluso soñó con convertirse en la clave de la gobernabilidad de la comunidad y en llegar a los 12 representantes. No fue así. Un buen resultado para una formación que hasta ahora no tenía representación más que en Cataluña, pero muy alejado del que habían alentado las encuestas.

La espera de los resultados en la sede de Izquierda Unida de Andalucía está siendo tensa. Según los sondeos a pie de urna, la candidatura que lidera Antonio Maíllo se quedaría con entre cuatro y cinco escaños, el peor resultado de su historia en las elecciones andaluzas, informa Reyes Rincón. En el partido intentan mantener el optimismo y recuerdan que las encuestas a pie de urna de 2012 le auguraban varios escaños menos de los 12 que finalmente obtuvo, pero los nervios y las caras serias han ido extendiéndose a medida que avanzaba la tarde.

Maíllo llegó a la sede pasadas las seis de la tarde y, ya con las urnas cerradas, lo hizo el coordinador federal, Alberto Garzón. Desde entonces, los dos y el equipo de dirección del IU en Andalucía están encerrados en una sala de la sede siguiendo los resultados. La federación había anunciado que su secretario de Organización, Alberto Valero, comparecería ante los medios de comunicación sobre las 20.30 para hacer una primera valoración de la jornada, pero la cita se ha ido aplazando y, hasta ahora, ningún miembro de la dirección se ha asomado por la sala de prensa.