Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exjefe de la Casa del Rey dice que la ‘black’ era parte de su retribución

Rafael Spottorno, antiguo presidente de la Fundación Caja Madrid, cargó 223.900 euros

Rafael Spottorno
Rafael Spottorno saliendo de la Audiencia Nacional.

Rafael Spottorno, último jefe de la Casa del Rey con Juan Carlos I, ha afirmado hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que la tarjeta opaca de Caja Madrid que recibió en el año 2002 como director gerente de la Fundación Caja Madrid era "para gastos personales". Spottorno ha dicho que su 'tarjeta black' partió de un límite de 22.000 euros anuales y que trató de agotar el saldo ya que lo entendía como parte de su retribución y tenía otras tarjetas de gastos de representación cuyos gastos debía justificar. No obstante, dijo, la contabilidad que hacía de este medio de pago "era más o menos casera".

Spottorno cargó un total de 223.900 euros que cargó a la tarjeta opaca de Caja Madrid durante los años en que presidió la Fundación de la entidad crediticia. Durante más de un año, el exjefe de la Casa del Rey no sacó dinero de cajeros porque nadie le había dicho que existía esa posibilidad. Fue cuando otros directivos de la entidad comentaron que se podía sacar dinero en cajeros cuando pidió a Ildefonso Sánchez-Barcoj, director financiero de la entidad, que le facilitara un PIN, según fuentes presentes en el interrogatorio.

Spottorno ha cerrado la ronda de interrogatorios a los consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia que entre los años 2003 y 2012 cargaron 15,5 millones de euros en gastos personales a las tarjetas que les dio la caja y que estaba concebida para gastos de representación. Cuando Spottorno termine su interrogatorio un total de 67 exconsejeros y exdirectivos de la entidad habrán pasado como imputados ante el juez Andreu por esta causa.

Spottorno utilizó la tarjeta negra de Caja Madrid para gastos personales de lo más variado, desde cuotas de un gimnasio a ropa en tiendas de lujo, productos culturales en la FNAC, zapaterías, artículos de ferretería y viajes. El cargo más cuantioso es de 6.375 euros en ropa de la sastrería Yusti, el 12 de enero de 2007. También figuran 1.785 euros en la mueblería de antigüedades Tekclassic o los 1.249 euros en una tienda Apple en mayo de 2008. Spottorno gastó un total de 23.617 euros en El Corte Inglés, tanto en el centro comercial como en la agencia de viajes. El exjefe de la Casa del Rey gastó también en el periodo de uso de la tarjeta fantasma 4.748 euros en gasolina, la mayoría en la misma estación del centro de Madrid.

Tras destaparse el escándalo, en octubre del año pasado, Spottorno renunció a la condición de consejero privado del actual monarca, Felipe VI, para “para evitar cualquier malentendido y cualquier intento de comprometer en este asunto la figura del Rey”.

En la sesión de hoy han acudido los máximos directivos de la entidad. Entre ellos el ex director general Matías Amat, que ostenta el cargo más cuantioso de los 82 usuarios de las tarjetas opacas: 15.000 euros en el taller de arte sacro Granda en las navidades de 2006. Amat ha manifestado que su tarjeta era también un complemento retributivo y que consumió el límite que le habían fijado. Este consejero ha defendido la legalidad de este sistema y ha dicho que confía en que el juzgado acabará por devolverle el dinero de la tarjeta, que ha consignado en una cuenta de la Audiencia Nacional, un total 429.000 euros.

Más información