Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida una fotoperiodista tras un salto a la valla de Melilla

La Guardia Civil acusa a la reportera de llevar a cuatro inmigrantes en su coche

La fotoperiodista Ángela Rios, a su entrada detenida en los juzgados.
La fotoperiodista Ángela Rios, a su entrada detenida en los juzgados.

Ángela Ríos se ha levantado este miércoles sobre las cinco de la madrugada tras escuchar las sirenas del operativo policial desplegado en la frontera de Melilla. Un grupo de 70 extranjeros, según la Delegación del Gobierno, se dirigía hacia la valla para entrar a la ciudad. La reportera, colaboradora de la agencia France Press y de Efe, echó mano entonces de las cámaras para trasladarse al punto del salto. Pero, antes de llegar, asegura ella, la han detenido ante el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), acusada por la Guardia Civil de “favorecer la inmigración ilegal” por llevar en su coche hasta la instalación a cuatro subsaharianos que lograron acceder al municipio. Una versión que niega la fotoperiodista, que ha quedado en libertad tras comparecer ante el juez.

Según su declaración ante el magistrado, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, se cruzó con los inmigrantes que corrían hacia el CETI, les indicó con un gesto dónde se encontraba este, les adelantó con el vehículo y se bajó para hacer una foto de los cuatro dirigiéndose al Centro de Estancia. "En ningún momento monté a ningún inmigrante en mi vehículo", ha aseverado ante el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número de Melilla. Fue rato después de ese encuentro, ha continuado la periodista, cuando la Guardia Civil la arrestó.

"En ningún momento me concerté con los inmigrantes para ayudarles a pasar a Melilla. Quería tomar una foto de los cuatro corriendo hacia el CETI", ha remachado la reportera. "Mientras cogía la cámara del maletero, ellos me decían 'África, África', refiriéndose al CETI. Por lo que señalé dónde estaba", ha recalcado Ríos. El salto se ha producido a unos 300 metros de las instalaciones, según han afirmado periodistas de la ciudad.

La Guardia Civil mantiene, en cambio, una versión distinta. En un comunicado, la delegación del Gobierno ha afirmado que varios agentes del instituto armado observaron cómo la detenida trasladaba a los inmigrantes en su coche. "Ni se encontraba ejerciendo como periodista en la zona de seguridad próxima al salto, ni tampoco ella se identifica como tal. Por lo que su detención no guarda ninguna relación con el ejercicio del derecho a la información", ha destacado la institución.

Quería tomar una fotografía de los cuatro inmigrantes corriendo hacia el CETI

Ángela Ríos, fotoperiodista

Ángela Ríos, tras negarse a declarar ante los agentes de la Guardia Civil, lo ha hecho en la tarde del miércoles en el Juzgado. Después, ha salido en libertad. El magistrado Emilio Lamo de Espinosa ha escrito en el auto: "En el presente caso, si bien existen indicios bastantes para estimar responsable criminalmente de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, se procede a decretar su libertad".

Los periodistas y fotógrafos que se encuentran en la ciudad autónoma han denunciado en numerosas ocasiones las presiones de las autoridades —multas, por ejemplo—  para impedir su trabajo en la valla cuando se producen saltos de inmigrantes. Además, esta detención se produce mientras el máximo mando de la Comandancia se encuentra imputado por las devoluciones en caliente de sin papeles; y cuando otros ocho agentes también se encuentran imputados por la agresión a un subsahariano que saltó la valla. En ambos casos, varios vídeos e imágenes captadas junto a la alambrada resultaron determinantes para su imputación.