EXTRA AULA

Tantos buenos modelos como países

Un recorrido por el panorama universitario en Francia, Alemania, Reino Unido, México y Estados Unidos

Freie Universitat de Berlin.
Freie Universitat de Berlin.David Ausserhofer

FRANCIA

Cuatro grandes ramas del saber

GABRIELA CAÑAS

Francia acometió una profunda reforma del sistema universitario para homologarlo con el resto de Europa en 2001. Es conocida como la reforma LMD (licenciatura, máster, doctorado). El principio general que estableció dicha reforma, que se ha ido implementando poco a poco, es que una licenciatura universitaria se pueda completar en tres años (o seis semestres), que se añadan dos años con un máster y otros tres más para alcanzar el doctorado. Hay excepciones. La carrera de Medicina, por ejemplo, es más larga. Pero lo anteriormente descrito es la generalidad. Cada semestre se validan 30 créditos; 60 al año. La licenciatura prevé al menos 1.500 horas de enseñanza, a razón de 20 a 30 horas semanales.

Posteriormente se han realizado nuevas reformas. La de 2013 consistió en reducir los títulos de licenciatura de 322 a 45, y los másteres, de 5.000 a 246. Se han establecido multitud de pasarelas para que los alumnos puedan ir cambiando a medida que van encontrando sus áreas de interés. Para ello, sobre todo el primer semestre de una licenciatura es más generalista, para que el alumno pueda cambiar convalidando materias. Para facilitar el sistema de pasarelas, las carreras se han dividido en cuatro grandes ramas del saber: artes, letras y lengua; derecho, economía y gestión; ciencias humanas y sociales, y ciencias, tecnología y salud.

Las tasas universitarias en Francia son muy bajas. Este es un país con larga tradición de gratuidad de la enseñanza. Concretamente para el curso actual, la tasa para hacer una licenciatura ha sido de 184 euros; la de un máster, de 256, y la de un doctorado, de 391. Los estudiantes universitarios, además, tienen que afrontar los gastos de la seguridad social, que para este año en curso se han fijado en 213 euros.

ALEMANIA

Con transporte incluido

ENRIQUE MÜLLER

Cuando Emil Müller, un joven de 19 años, se matriculó hace un año en la carrera de Administración de Empresas en la Hochschule für Wirtschaft und Recht de Berlín, un centro universitario especializado en carreras relacionadas con Economía y Derecho, tuvo que cumplir con dos obligaciones: debió presentar un seguro médico y pagar unos 290 euros por la matricula semestral, una suma que incluye un abono de seis meses para la locomoción colectiva pública de la ciudad. Estas son similares en todas las universidades del país, con excepción de Baviera, Baja Sajonia y Hamburgo, donde el semestre cuesta entre 375 y 500 euros.

Después de seis semestres de estudio, Emil recibirá el título de bachelor (grado o diploma) que le permitirá cursar un máster, que en Alemania tiene una duración de cuatro semestres. Si Emil opta por hacer el máster en Berlín, en una universidad pública, como la prestigiosa Freie Universität o la Humboldt, el coste seguirá siendo de unos 285 euros por semestre.

Emil está obligado a realizar una práctica profesional, en Alemania o en el extranjero, a partir del cuarto semestre, una obligación que también le brinda un contacto profesional con sus posibles futuros empleadores. Gracias a los convenios que tiene la Hochschule für Wirtschaft un Recht de Berlín con otras universidades, Emil también puede optar a realizar un máster en el extranjero sin tener que pagar los derechos de matrículas locales.

REINO UNIDO

Entre los más caros de Europa

PABLO GUIMÓN

En Reino Unido, las licenciaturas o títulos de grado se completan en tres años y, en algunos casos, en cuatro. Hay otras modalidades de grado, más orientadas a la práctica, que se completan en dos años. La mayoría de las carreras tienen una estructura modular, de modo que se pueden organizar de manera personalizada eligiendo las unidades académicas de diferentes asignaturas. Después de los grados están las titulaciones de posgrado, que incluyen másteres, MBA, doctorados y otras tipologías.

Los estudios universitarios en Reino Unido, especialmente los másteres, se encuentran entre los más caros de Europa. A excepción de Escocia, donde el Gobierno regional nacionalista eliminó las tasas universitarias. El Ejecutivo laborista de Tony Blair encareció las tasas más de un 20% en 2012. Hoy día, la mayoría de los estudiantes universitarios terminan su carrera con una deuda de unos 65.000 euros.

En las aulas universitarias británicas, el 10% de estudiantes son extranjeros. En la actualidad, las posibilidades de obtener un empleo después de la universidad son altas. Apenas el 5% de los licenciados están desempleados al año de obtener su título.

ESTADOS UNIDOS

Endeudarse para estudiar

JOAN FAUS

En Estados Unidos, los jóvenes empiezan con varios años de antelación a preparar el proceso de admisión a las universidades y, en algunos casos, a ahorrar para pagar la matrícula. Uno de los rasgos distintivos del sistema es su elevado coste. Pese a que existen subsidios públicos y privados, muchos de los alumnos se ven obligados a solicitar préstamos, lo que les genera deudas significativas.

Lo que en España equivale a una diplomatura o licenciatura, en EE UU es una carrera de subgraduado. Las hay de dos o cuatro años. Y excepto en carreras técnicas, se pueden cursar asignaturas variadas, pero escogiendo una temática preponderante. El coste anual por alumno es de 8.660 dólares en una universidad pública (7.739 euros) y de 29.060 en una privada (25.969), según la organización College Board. Las ayudas pueden rebajar a más de la mitad esas cifras. Un licenciado universitario gana de sueldo anual 19.160 euros más que uno escolar, según la misma entidad.

Los estudios de máster o doctorado se conocen como de graduado. La matrícula de un máster oscila entre 8.936 y 35.746 euros anuales, y los hay de uno o dos años. En Estados Unidos hay cerca de 4.000 universidades. Las más prestigiosas tienen su propio ranking y la competencia para entrar es muy reñida. Otras particularidades del sistema son los escasos intercambios extranjeros –un 1% de estudiantes– y el elevado abandono, en parte por el endeudamiento.

MÉXICO

Donde (casi) todos los licenciados trabajan

PAULA CHOUZA

En México las carreras universitarias duran una media de cuatro años (ocho semestres) en el caso de las licenciaturas y dos en el de las diplomaturas. Los estudios también se contabilizan por créditos, como en España. Algunos centros de enseñanza privada ofrecen la posibilidad de combinar licenciatura y posgrado, para lo que presentan sus proyectos de estudio a la Secretaría de Educación Pública o la Universidad Nacional Autónoma de México, las dos instituciones encargadas de validarlos.

Según un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad, el coste medio de una carrera en una universidad privada puede oscilar entre 125.000 y 930.000 pesos (entre 7.462 y 55.406 euros). Sin embargo, en una institución pública el gasto va de los 1.161 a los 2.234 euros. Los datos tienen en cuenta, además de la matrícula, lo que deja de ganar un universitario los cuatro años que está estudiando y el coste de los materiales que necesita. Las más caras son, por ello, Electrónica y Automatización, Química y Medicina, entre otras. Aunque la UNAM, con 200.000 alumnos, es la universidad más grande de América Latina, no cubre la demanda de aspirantes que realizan el examen de ingreso cada año. La oferta de plazas no es completa, ya que los estudiantes que realizan su bachillerato (preparatoria en México) en institutos públicos obtienen el pase directo.

El pasado diciembre, los jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, España y Portugal acordaron un plan de intercambio educativo, que se pondrá en marcha el próximo curso y del que forma parte México. La intención es que para 2020, 200.000 iberoamericanos entre alumnos, profesores e investigadores hayan viajado al extranjero a estudiar algún curso.

A nivel nacional la tasa de ocupación de los licenciados es del 95%. Las carreras con mayor tasa de desempleo son Sociología y Antropología (un 14%), y Ciencias Políticas y Economía (13,3%). En el lado contrario de la balanza se encuentran Estadística, Física e Ingeniería de Vehículos de Motor, Barcos y Aeronaves, con entre un 0% y un 0,2% de tasa de desocupación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS