Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huelga de estudiantes contra la reforma universitaria de Wert

Los convocantes califican de “histórica” la primera jornada del paro de 48 horas y Educación habla de seguimiento “minoritario”

Concentración de estudiantes frente al Ministerio de Educación, este miércoles.
Concentración de estudiantes frente al Ministerio de Educación, este miércoles. EFE

La huelga de alumnos de 48 horas convocada por el Sindicato de Estudiantes ha arrancado este miércoles con seguimiento desigual. En Cataluña, un grupo de estudiantes ha cortado esta mañana la Avenida Diagonal de Barcelona. En la Complutense de Madrid, el campus presencial más grande de España, la jornada ha transcurrido como un día normal, según una portavoz del centro. El sindicato estudiantil habla de una “jornada histórica” de paros en secundaria, bachillerato y universidades mientras la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, cree que el seguimiento es “insignificante” y da las gracias a los alumnos que sí han acudido a clase.

La protesta está convocada contra el conocido como decreto 3+2, que permite acortar la duración de las carreras. Los convocantes consideran que devaluará los grados universitarios y que supondrá la expulsión de las aulas de “miles de estudiantes” que no podrán pagar las tasas. Se apoyan en que, si se generalizan los grados más cortos, tendrán que cursar másteres de dos años para ser competitivos en el mercado de trabajo. El precio de un año de máster es, de media, el doble que el de un año de grado en las universidades públicas.

La secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García, ha valorado el seguimiento como "brutalmente masivo" a falta de conocer "datos generales” y señala que mañana jueves, cuando hay convocadas manifestaciones en un centenar de ciudades, se producirá "la mayor movilización en 20 años". En regiones como Cataluña o la Comunidad Valenciana, a las protestas de alumnos se suman paros de docentes. Profesores y empleados de Universitat de Barcelona pararán este jueves contra las "condiciones de extrema precariedad laboral de cerca de un 40% de la plantilla de personal docente e investigador", infoma Camilo S. Baquero.

La Federación de Asociaciones de Estudiantes (FAEST) ha convocado paros solo el jueves. Y hay colectivos apoyan la movilización aunque no convocan. Entre otros, la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE), los sindicatos CC OO y UGT, que han pedido a los docentes que faciliten la huelga de los alumnos, y el círculo de Educación de Podemos Madrid, que reclama “la retirada inmediata del decreto”. La confederación de asociaciones de padres de los centros públicos (CEAPA) apoya las movilizaciones de alumnos en universidades, pero no de los estudiantes de institutos.

 La secretaria del Sindicato de Estudiantes, Ana García ha pedido la dimisión de los "dos fanáticos que están al frente del ministerio", en referencia al ministro de Educación, José Ignacio Wert, y a la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio. Les acusa de tener "como único objetivo la destrucción de la educación pública y de nuestro derecho al estudio".

 La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha asegurado que la huelga tiene un seguimiento "minoritario", porque las razones que sustentan la convocatoria "están alejadas de la realidad", en declaraciones recogidas por la agencia EFE.

El Ministerio de Educación defiende que las familias ahorrarán si se generalizan los nuevos grados de tres años “hasta 150 millones de euros” y que no es necesario cursar un máster para acceder al mercado laboral. Gomendio asegura que las medidas que promueven "han ido encaminadas a la mejora de la calidad del sistema educativo". La número dos de educación ha agradecido a los estudiantes que han asistido hoy a clase porque "es lo importante para garantizar el máximo rendimiento y aprovechamiento de sus estudios".

Francisco García, responsable de CC OO de Educación, ha acudido a la concentración frente al ministerio para mostrar su respaldo a la movilización en la que también han participado despedidos de la fábrica de Coca-Cola de Fuenlabrada, del círculo de Educación de Podemos Madrid o del colectivo Presos del Franquismo.

Denuncia que el Gobierno pretende hacer “una reforma educativa superior por la puerta de atrás” con el decreto recién aprobado y otros dos que afectan a la selección de docentes y a la creación de nuevos centros, aún pendientes de aprobación. Francisco García ha anunciado que están negociando con distintos colectivos futuras movilizaciones “en los próximos días” contra los cambios en la Universidad en las que esperan que también participen los docentes.

"Trabajar por el sistema público"

Desde la delegación del Sindicato de Estudiantes de Andalucía aseguran que el respaldo de la huelga en las enseñanzas medias ha alcanzado el 90% en la comunidad, informa Ángeles Lucas. La Junta de Andalucía lo ha cifrado en el 70% en secundaria y estima una respuesta irregular en las universidades "Está habiendo una respuesta masiva a la convocatoria. Llevamos semanas preparando estos dos días de huelga con asambleas en los institutos y universidades, preparando a los más jóvenes para que luchen por la defensa de una escuela pública. La protesta va más allá del 3+2, hay que trabajar por el sistema público", defiende Laura Calderón, portavoz del sindicato en Andalucía. Según sus cálculos, en el ámbito universitario, el seguimiento de la huelga ha sido de entre el 85% y el 90%, una cifra que choca con la ofrecida por el presidente de la Coordinadora Andaluza de Representantes de los Estudiantes, Fabricio Guido, que la establece entre un 40%.

 "La mayoría de los estudiantes secundarán la huelga mañana. Está previsto que se paralicen las universidades por completo", destaca Guido. "Durante la jornada de hoy cada universidad ha tenido completa autoridad y autonomía para hacer huelga", matiza el presidente, que destaca que los estudiantes llevan días trabajando en asambleas y mesas informativas para los alumnos de institutos. "No es hacer huelga por hacerla, es que hay que hacer una oposición rotunda al plan del ministerio, y hay que transmitir la información a todos los niveles. Los más jóvenes serán los que lo sufran", detalla Guido. Por su lado, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, ha declarado en Cádiz que "todas las movilizaciones tienen su explicación pero en este caso además de la explicación tiene la justicia", informa Efe.