Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE demanda a Bauzá el origen de 1,5 millones gastados en la sede del PP

Los populares sostienen que se invirtieron 2,5 millones en la adquisición y la reforma

El presidente de Baleares en un desayuno informativo en 2014. Ampliar foto
El presidente de Baleares en un desayuno informativo en 2014. EFE

La líder del PSOE de Baleares, Francina Armengol, reclamó este martes al presidente del Gobierno balear y líder del PP regional, José Ramón Bauzá, que detalle el origen del millón y medio de euros que su organización abonó en efectivo para la compra y la reforma de la sede de Palma, entre 2003 y 2006. “Eran a tocateja. ¿De dónde salen?”, dijo Armengol en el Parlamento.

Bauzá que lidera el PP desde 2010, dio sus cifras sobre el caso a partir del 21 de enero, después de que el excontable Luis Bárcenas afirmase ante una comisión de investigación de la cámara balear, que un empresario, Antonio Pinal, de Brues, pagó en parte las sedes de Palma y del País Vasco. El PP sostiene que se gastó más de 2,5 millones entre la adquisición y la reforma de Palma. 886.000 euros de aportaciones de militantes y cargos públicos; 1,05 millones de una hipoteca y 579.000 euros de una trasferencia bancaria. Los socialistas echan sus cálculos y denuncian el manejo 1,5 millones en efectivo.

El tema de la supuesta financiación ilegal del PP balear está bajo investigación judicial tras la documentación librada por el fiscal Pedro Horrach al juez José Castro quién abrió la pieza 28 del caso Palma Arena para abordar la cuestión. En la causa-madre hay otras dos piezas relacionadas con la supuesta caja 'b' de los populares, por pagos en efectivo de publicidad con facturas simuladas y contratos públicos supuestamente amañados a favor de la empresa de publicidad Over MC.

Las sospechas sobre aportaciones clandestinas de contratistas nacen de las confesiones de implicados en casos de corrupción, Luis Bárcenas y Rodrigo de Santos, los dos excargos del PP y del publicista Daniel Mercado de Over MC. Los expoliticos conservadores señalaron al empresario Antonio Pinal, de Brues, como uno de los supuestos benefactores del partido. Brues logró contratos públicos por unos 70 millones, según los datos aportados por el grupo MÉS per Mallorca.

Para el Gobierno balear, los socialistas ofenden a la verdad y plantean juicios paralelos sobre el asunto de la sede. El presidente Bauzá le dijo a la secretaria general socialista Armengol que rechazaba sus “lecciones” y reprimendas y aventó el “estricto y muy duro código ético del PP”, que "lidera" la regeneración en España. Armengol había criticado a Bauzá por “sus medias verdades y opacidad”, mezclando lo privado con lo público. El presidente del PP cerró el cruce dialéctico lanzando una sospecha contra su adversaria al reclamarle “explicaciones sobre sus negocios inmobiliarios”, por la actividad privada de su compañero. Además aseguró que la socialista “tiene algo que esconder” por haber votado contra el plan de la comisión de investigación de son Espases, en la que Bárcenas aseguró que el PP tuvo la ayuda del constructor para su sede.