El Ebro registra una nueva crecida por el aumento de caudales en la cabecera

Alcanzará el jueves en Zaragoza un caudal máximo de 1.500 metros cúbicos por segundo

El Ebro registra este martes una nueva crecida entre Miranda (Burgos) y aguas arriba de Castejón (Navarra) debido al aumento de los caudales de los afluentes de la cabecera del río por el deshielo y las precipitaciones de los últimos días. El aumento está "en el límite de lo ordinario, con caudales y niveles similares a los vividos en el episodio de ayer" lunes, ha informado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). La CHE ha advertido de que la crecida alcanzará el jueves a su paso por Zaragoza un caudal máximo de 1.500 metros cúbicos por segundo. Este martes, ya es de 1.000 metros cúbicos por segundo.

Según las previsiones de la CHE, en Castejón los caudales del Ebro y los aportados por el río Arga generarán durante la jornada de este martes un caudal máximo en torno a los 1.600 metros cúbicos por segundo. El nuevo episodio será muy similar al vivido ayer, con crecidas de carácter ordinario en los afluentes de cabecera, principalmente de la margen izquierda (Nela, Jerea y Omecillo), con menor aportación de los de la margen derecha.

Según el organismo de cuenca, en Miranda, el caudal llegará al entorno de los 700 metros cúbicos por segundo o menores, mientras que en Logroño (La Rioja) alcanzarán los 1.000-1.100 m3/s. Durante la jornada de ayer, Miranda tuvo un máximo caudal registrado de 677 m3/s y una altura de 4,75 metros, mientras que en la capital riojana la punta se ha alcanzado a primeras horas de esta mañana, con algo menos de 1.000 m3/s.

Esta crecida ha sido consecuencia de un proceso de fusión de la nieve en cotas inferiores a los 1.000 metros y a las precipitaciones moderadas en la cabecera durante el pasado fin de semana. Los máximos caudales de esta crecida llegarán a Zaragoza durante la jornada del próximo jueves y alcanzarán los 1.500 m3/s, mientras que los de hoy superarán los 1.000 m3/s.

La situación de los Ebro y Arga mantiene a estas horas dos carreteras cortadas por inundación, entre ellas la N-113, que une Pamplona con Madrid, a su paso por Castejón, informa el Gobierno de Navarra en su web. La misma situación, que ya se registró hace dos semanas por el temporal, se repite en la NA-122 Estella-Carcar, a la altura del kilómetro 32.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS