Rajoy confirma las candidaturas de Cospedal, Herrera, Rudi y Diego

El presidente del Gobierno retrasa su decisión sobre los aspirantes en Madrid y Valencia Herrera repetirá tras 14 años; la caída de Gómez en Madrid reabre el debate sobre Aguirre

Juan Vicente Herrera, en una reunión en Valladolid.
Juan Vicente Herrera, en una reunión en Valladolid.Nacho Gallego / EFE

Mariano Rajoy mantiene su estrategia de goteo de candidaturas para las elecciones municipales y autonómicas, que no hace sino aumentar el nerviosismo de los que aún siguen sin confirmar. El Comité Electoral Nacional del PP se reunió este viernes por segunda vez. La semana pasada confirmó al extremeño José Antonio Monago, y este viernes lo hizo con las candidaturas a la reelección de los presidentes autonómicos de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal —también secretaria general del PP— Aragón, Luisa Fernanda Rudi; Cantabria, Ignacio Diego, y Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Rajoy retrasa así su decisión sobre dos autonomías clave para el principal partido: Madrid y la Comunidad Valenciana.

Los candidatos

  • Castilla-La Mancha: Dolores de Cospedal.
  • Castilla y León: Juan Vicente Herrera.
  • Aragón: Luis Fernanda Rudí.
  • Cantabria: Juan Ignacio Diego.
  • Candidato al Ayuntamiento de Santander: Íñigo de la Serna.
  • Candidata a la alcaldía de San Sebastián: Miren Albistur.
  • Candidato al Ayuntamiento de Barcelona: Alberto Fernández Díaz.
  • Candidato al Ayuntamiento de Vitoria: Javier Maroto Aranzábal.
  • Candidato al Ayuntamiento de Sevilla: Juan Ignacio Zoido.
  • Candidato al Ayuntamiento de Málaga: Francisco Manuel de la Torre.

La noticia más relevante de los candidatos confirmados es la de Herrera, que repetirá después de 14 años al frente de esta comunidad, un cargo al que llegó en 2001 cuando Juan José Lucas dejó la comunidad al ser nombrado ministro de Presidencia por José María Aznar.

Herrera ha amagado varias veces con la retirada y durante meses se especuló con posibles candidatos a la sucesión, en especial Alfonso Fernández Mañueco, alcalde de Salamanca y persona de confianza de Cospedal. Sin embargo, el veterano político ha decidido repetir como candidato, cerrando el paso de momento a cualquier proceso de renovación, aunque podría dejar el puesto después de ganar, como hizo en su día el murciano Ramón Luis Valcárcel. Castilla y León es una de las comunidades en las que el PP no ve riesgos de perder el poder.

La otra confirmación que estaba cantada es la del cántabro Diego, a pesar de su implicación en un presunto cohecho por una estancia en un balneario asturiano de cinco estrellas que pagó una empresa del Grupo Agbar (Aquagest Promoción). La fiscalía se opuso a la imputación porque entiende que el posible delito habría prescrito y el PP ha decidido confirmarlo. Esta sí es una de las comunidades que el PP ve en riesgo.

Ahora quedan las decisiones más difíciles para Rajoy. Los dirigentes consultados creen que el paso del tiempo consolida la idea de que los que ya están al frente de las comunidades clave, Alberto Fabra en la valenciana e Ignacio González en la madrileña, van a ser los candidatos. Armar ahora una compleja operación de relevo, casi sin tiempo, se antoja muy difícil. Fabra y González se han quejado en público y en privado por no haber sido aún confirmados, pero creen que van a seguir y que serán los cabeza de cartel de las próximas elecciones.

La crisis del PSOE madrileño, señalan algunos dirigentes, abre nuevas posibilidades de éxito para el PP

Algunos dirigentes sostienen, sin embargo, que la crisis en el socialismo madrileño, con la destitución de Tomás Gómez, ha reabierto un debate que parecía cerrado sobre las candidaturas madrileñas. Hasta esta semana, prácticamente todos pensaban que el candidato a la Comunidad sería González y Esperanza Aguirre a la alcaldía de Madrid. Si esta logra gobernar, algo que las encuestas internas del PP ven como muy difícil, Rajoy habrá conservado Madrid, y si no lo logra, la culpa sería de la propia Aguirre, con lo que el presidente gana algo en los dos casos, y eso no le sucedería si pusiera a Cristina Cifuentes, actual delegada del Gobierno.

Estos eran los cálculos hace una semana, con la idea de que lo más probable era perder tanto Valencia como Madrid, con lo que habría que reconstruir el partido con nuevos candidatos después de la derrota. Pero la crisis del PSOE madrileño, señalan algunos dirigentes, abre nuevas posibilidades de éxito para el PP en Madrid —aunque también ayuda a Podemos, según el análisis instalado en Génova— y eso hará que Rajoy se lo piense un poco más.

Otros asuntos por resolver son la comunidad de Murcia, donde hay una crisis abierta entre varios posibles candidatos, o la alcaldía de Valladolid, donde el polémico Francisco Javier León de la Riva, famoso por sus expresiones machistas, se resiste también a dejarlo y quiere repetir en el cargo.

Rajoy tiene que decidir además qué hace con Juan José Imbroda, líder indiscutible del PP de Melilla, pero ahora imputado por prevaricación por contratar a dedo a un letrado. Él quiere seguir de todas formas, pero el presidente decide, como todo en el PP.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50