Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La decisión de Pedro Sánchez altera el mapa electoral madrileño

Se registra un claro ascenso del PSM y la formación de Pablo Iglesias refleja una tendencia electoral descendente

Pedro Sánchez ha tomado una decisión arriesgada: tratar de recomponer la federación socialista madrileña. Para ello ha descabalgado del liderazgo del Partido Socialista de Madrid (PSM) a Tomás Gómez. La decisión, pese a ser inesperada, ha calado muy pronto en la opinión pública madrileña. La encuesta flash realizada por Metroscopia muestra que, en muy pocas horas, más del 75% de los madrileños estaba ya al tanto de la destitución de Gómez. El segundo dato relevante es que casi un 50% de los madrileños considera que es una decisión acertada; solo el 13% (18% entre los socialistas) no la aprueba.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias electorales de esta decisión? La destitución de Gómez es un hecho que, por reciente, puede pesar especialmente en el ánimo ciudadano y por tanto “contaminar” la intención de voto que ahora expresan. No obstante, los datos apuntan tendencias muy claras. En primer lugar, se registra un claro ascenso del PSM en unas inmediatas elecciones autonómicas y generales. La formación de Pablo Iglesias también parece verse afectada por esta decisión, de manera que su tendencia electoral es descendente.

Pero de todos los cambios, sin duda, el más relevante es la nueva correlación de fuerzas que se produciría en la Comunidad de Madrid. Podemos pasaría de primera a tercera fuerza, mientras que el PSOE pasaría de tercero a primer partido. Estos cambios se pueden explicar teniendo en cuenta dos factores. En primer lugar, en poco menos de un mes, el PSOE parece ganar más de 20 puntos de fidelidad de voto, mientras que el voto que perdería a favor de Podemos pasaría del 28% al 14%. En segundo lugar, los apoyos por ideología también varían de forma sustancial.

En definitiva, los primeros datos apuntan a que la consecuencia más inmediata, y está por ver si estable, de la decisión de Sánchez sería un claro reforzamiento electoral del PSOE. No obstante, todos estos datos deben tomarse con cierta prudencia por dos razones: el sondeo de Metroscopia contiene preguntas que guardan casi exclusivamente relación con la intención voto, lo que significa que las personas que se refugian en la abstención y en la indecisión son menos de las esperables en una encuesta de temática más amplia. Por otro lado, dado que la decisión de Sánchez está muy presente en estos momentos, lo más pertinente parecería fijar la atención en las tendencias. Y todo indica que estas son positivas.

* José Pablo Ferrándiz y Francisco Camas son investigador principal y analista de Metroscopia, respectivamente.

Más información