Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tania Sánchez deja IU para impulsar un partido de “unidad popular”

La diputada autonómica abandona tras un pulso con la dirección regional y con Cayo Lara

VÍDEO: ATLAS / ULY MARTÍN

La diputada autonómica Tania Sánchez, ganadora de las primarias de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid, ha decidido abandonar esta formación para impulsar una lista de “unidad popular” y disputar el Gobierno regional al Partido Popular, según ha adelantado eldiario.es. Esta decisión, madurada esta tarde en una reunión con su equipo, llega en medio de la profunda crisis que vive la formación de Cayo Lara en Madrid y tras un durísimo pulso de casi dos meses entre el sector de Tania Sánchez —partidario de la convergencia con otros partidos y movimientos, incluido Podemos— y la dirección regional de IU, que rechaza la convergencia si esta supone renunciar a las siglas de IU en las candidaturas.

La fórmula de “unidad popular” por la que apuesta Sánchez para concurrir a las elecciones de mayo es la misma que, al menos sobre el papel, defiende Podemos. No obstante, la voluntad de convergencia que ha manifestado la diputada chocará con los planes del partido de Pablo Iglesias, que apuesta por la convergencia en los comicios municipales, pero no en los autonómicos. En estos últimos, Podemos se presentará con su propia marca y descarta alianzas preelectorales. Tampoco existe, de momento, una plataforma ciudadana equiparable a la municipal Ganemos para optar al Ejecutivo madrileño.

Garzón cree que es una "mala noticia" y reivindica a IU

El candidato de IU a la presidencia del Gobierno de Izquierda Unida, Alberto Garzón, calificó la decisión de Tania Sánchez de “mala noticia". El diputado lamenta que “una compañera con la que hemos compartido proyecto político durante muchos años ya no vea en la organización el espacio para construir un nuevo modelo de país desde la izquierda”.

En cualquier caso, Garzón reivindicó a su partido como espacio "desde donde hay que seguir dando la pelea y el debate" y atribuyó la decisión a la "mala gestión de la dirección de Madrid".

Sánchez tiene previsto anunciar oficialmente el jueves por la tarde su renuncia, según confirmaron fuentes de IU. La fórmula con la que abandonará la militancia en la federación y la concreción de su plan seguían siendo esta noche objeto de debate, y también estaba en el aire si renunciará a su escaño.

IU vive una fractura histórica en la Comunidad de Madrid. También el PCE madrileño decidió el lunes salir en apoyo de Sánchez y romper con los órganos de la dirección regional. La diputada autonómica está pendiente además de la decisión de un juez sobre la querella por prevaricación interpuesta contra ella por el PP.

Antes de conocerse la decisión de Sánchez, los dos sectores enfrentados por el control de la federación en esa comunidad fijaron a lo largo de este miércoles sus líneas rojas y se cruzaron sendos ultimátums con vistas a las elecciones de mayo. La coordinación colegiada de IU, en manos de la vieja guardia que representan los portavoces Gregorio Gordo y Ángel Pérez, aseguró que las intenciones declaradas por Tania Sánchez y Mauricio Valiente, candidato al Ayuntamiento de la capital, de concurrir en convergencia con otras fuerzas y renunciando a las siglas de IU dejaban a ambos fuera de la organización.

El sector crítico, encabezado por Sánchez y Valiente, mostró su apuesta por que IU se sume al partido instrumental gestado por Podemos y Ganemos para las municipales —que no llevará las siglas o el nombre de sus componentes—. La vieja guardia (esto es, la dirección regional de IU) asegura, sin embargo, que la única fórmula posible es la coalición, y que, si Valiente quiere concurrir a las primarias de ese nuevo partido, habrá una papeleta de IU en urnas y su nombre no figurará en ella.

Quién sustituirá a Sánchez, y en su caso a Valiente si también abandona IU, es algo que no está previsto en los reglamentos, así que la decisión de convocar nuevas primarias o refrendar a quienes quedaron segundos en las de noviembre dependerá de los órganos de dirección.

Fuentes de la dirección regional de IU insistieron en que no se permitiría “un califato” o “un mandarinato”. “Lo que dijera Valiente el martes fue a nivel personal”, señalaron. Lo que dijo Valiente el martes, cuando precipitó esa crisis, fue que irá a las primarias del partido de Ganemos y Podemos, y que “no tolerará ninguna intromisión” de la dirección. Avanzó, además, que sometería su decisión a la opinión de los militantes de IU. La vieja guardia replicó que eso “no es prerrogativa de ningún candidato”, pero admitió que sí podría hacerlo el Consejo Local de Madrid, en el que tiene mayoría el sector crítico.

“Nuestra fórmula de convergencia es la coalición. Jurídica y políticamente es lo más sencillo y entendible. Hasta el último momento intentaremos que haya una candidatura de unidad popular que se exprese en una coalición al estilo de la de Barcelona”, indicaron los portavoces de la coordinadora colegiada de IU sobre el fondo de la cuestión. Avanzaron además que intentarán negociar sobre esta premisa con Podemos y Ganemos, aunque estos ya han dejado claro que no aceptarán una coalición.

También prometieron los portavoces de esta corriente mantener “los encuentros necesarios” con el PCE de Madrid, que el pasado lunes rompió relaciones con la dirección regional de IU y apostó por el modelo de convergencia de Sánchez y Valiente. José Luis Centella, secretario general del PCE, evitó pronunciarse sobre esta crisis.

Pendiente de una decisión judicial

Elisa Silió

Durante las últimas semanas se había especulado con la idea de una posible dimisión de Tania Sánchez como candidata de IU. A la política le persigue la sombra de los contratos a Aúpa. La cooperativa sociocultural de su hermano Héctor facturó al Ayuntamiento de Rivas, en el que Sánchez y su padre eran concejales, 1,3 millones de euros entre 2006 y 2008. Por este motivo el Consistorio se vio obligado a abrir una comisión de investigación que aún no se ha cerrado. 

El pasado día 15, el Partido Popular presentó una querella en su contra. El PP, en una demanda preparada desde la sede de los populares, acusa a la candidata, su padre (el edil Raúl Sánchez) y al alcalde, Pedro del Cura, de malversación, prevaricación y tráfico de influencias.

En unos días se espera la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre si imputa o no a Sánchez. De ocurrir esto último, la política se habría visto obligada a abandonar la candidatura de Izquierda Unida a la presidencia de la Comunidad de Madrid. El código ético de IU impide que una persona imputada o acusada de corrupción pueda presentarse a unos comicios. Fuera de IU, la diputada no cuenta ya con ese obstáculo.

Más información