Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto farmacéutico vuelve a crecer dos años después del copago de Mato

Las recetas públicas costaron 9.362 millones en 2014, un 2% más que el año anterior

El gasto en medicamentos supone el 18% de los presupuestos autonómicos.
El gasto en medicamentos supone el 18% de los presupuestos autonómicos. Bloomberg

El gasto farmacéutico público vuelve a subir. El Sistema Nacional de Salud (SNS) cerró el año 2014 con un importe en recetas de 9.362 millones de euros, 179 millones de euros más que el año anterior, lo que supone una subida del 2%. El dato acumulado del año confirma lo que las cifras mensuales llevan algún tiempo indicando: que el efecto de medidas como el copago farmacéutico que instauró en 2012 la exministra Ana Mato ya se ha perdido.

Los datos corresponden únicamente a lo que paga la Administración por la parte subvencionada de los medicamentos que se dispensan con receta en las farmacias. La factura global es mucho más abultada, pero no se conoce. El Gobierno no ofrece datos de lo que desembolsa por los fármacos que se consumen en los hospitales, cuando es allí donde se administran los medicamentos más costosos.

El primer síntoma del agotamiento de la reforma farmacéutica se notó en septiembre de 2013, apenas un año después de la entrada en vigor del copago en función de la renta --y por primera vez, en pensionistas-- y de otras medidas como la exclusión de 400 fármacos de la financiación pública. Por primera vez, el gasto subía comparado con el mismo mes del año anterior: un 9,75%.

El nuevo sistema de copago, que entró en vigor en julio de 2012, aumentó la aportación de los ciudadanos al pago de los medicamentos: estableció porcentajes (del 40, el 50 y el 60%) según la renta de los trabajadores activos y, por primera vez, también obligó a los pensionistas a contribuir con una parte del precio de los fármacos. Los parados de larga duración quedaron exentos. Un par de meses más tarde, en septiembre de 2012, entró en vigor el llamado medicamentazo: la exclusión de más de 400 productos de la financiación pública.

El efecto de esas dos medidas propició que la factura farmacéutica descendiera en 2012 un 12% y que se mantuviera en 2013, con otra caída ya menor, del 6%. Sin embargo, en 2014 el gasto vuelve a subir. El número de recetas facturadas, que también había descendido tras la reforma de Mato, vuelve a aumentar ligeramente en 2014: un 1% con respecto al año anterior.

En una nota de prensa, el Ministerio de Sanidad ha asegurado hoy que el ahorro obtenido en farmacia desde la puesta en marcha de las medidas de la reforma sanitaria alcanza los 4.314 millones de euros. En el texto, evitan comparar los datos de 2014 con los de 2013. En lugar de eso, destacan que el gasto de 2014 es inferior al que había antes de la reforma.

Sanidad también ha destacado que el consumo de medicamentos genéricos revela que España se acerca ya a la media europea, con un porcentaje de estos fármacos del 46,5% frente al 34,2% de 2011.