Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las dos almas de Podemos se enfrentan en Madrid

Una lista encabezada por Miguel Urbán y el doctor Montes compite con la de Iglesias

El doctor Luis Montes y Miguel Urbán. Ampliar foto
El doctor Luis Montes y Miguel Urbán. EL PAÍS

Podemos nació hace un año como movimiento asambleario que, sin embargo, ahora tiene un liderazgo muy marcado y una estructura que pivota en torno al núcleo más afín a su líder, Pablo Iglesias. Las diferencias entre distintos sectores que quedaron reflejadas durante la asamblea constituyente de octubre vuelven a aflorar en la Comunidad de Madrid. Por el momento, solo en Andalucía han llegado esas dos almas a un acuerdo para formar una lista unitaria.

Miguel Urbán, uno de los primeros portavoces que tuvo Podemos, militante de Izquierda Anticapitalista y figura clave en los primeros meses de la formación, presentó ayer una candidatura para disputar —en las primarias del 13 de febrero— los órganos regionales de dirección en Madrid a la opción que encabeza Luis Alegre, fundador del partido y muy próximo a Pablo Iglesias.

Los nombres

Miguel Urbán encabeza una lista integrada por 32 nombres. Gestor cultural, Urbán participa en Izquierda Anticapitalista desde sus inicios y fue una figura clave en los primeros meses de Podemos. Luis Montes, presidente de la Asociación Derecho a Morir Dignamente y excoordinador del Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Madrid, es el responsable de Políticas Públicas. Forman parte de la lista el actor Alberto San Juan, el politólogo Jaime Pastor, la activista del movimiento LGBT Beatriz Gimeno y el ecologista Jorge Riechmann.

La lista Podemos ganar Madrid, integrada por 32 personas, cuenta, además de Urbán, con la presencia del doctor Luis Montes —presidente de la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente y excoordinador del Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa—, el actor Alberto San Juan, el politólogo Jaime Pastor, la activista del movimiento LGBT Beatriz Gimeno y el ecologista Jorge Riechmann.

¿Existen dos Podemos, dos formas de entender el partido? Urbán, amigo de Iglesias, rechazó ayer hablar de dos almas y pidió a todos “cooperar” con un objetivo común: destronar al Gobierno madrileño del PP de Ignacio González. Reivindicó, no obstante, una actitud que la dirección nacional de la formación y el propio Iglesias parecen haber superado: “Me reclamo del Podemos de la protesta”, dijo. Aunque añadió: “Y del Podemos que está capacitado para ganar. No olvidemos que la protesta logró detener la privatización del agua en nuestra comunidad, paralizar la privatización de la sanidad y otras muchas cosas”. Si resulta elegido, Urbán debería someterse a otras primarias para ser candidato electoral.

Quien, en cambio, sí diferenció entre esas dos supuestas almas de Podemos fue, el lunes, Carolina Bescansa. La secretaria de Análisis Político y Social habló en rueda de prensa de “un Podemos para ganar y un Podemos para protestar”. Lo hizo al defender el modelo de los promotores de la formación, que pretenden ensayar en la Comunidad de Madrid la estrategia previa a las elecciones generales del próximo otoño y no escatimarán esfuerzos para hacerse con el control del partido en la región. Urbán afeó a Bescansa que aprovechara una comparecencia para defender el proyecto del secretario general frente a otras opciones, pero ayer evitó enfrentarse abiertamente a los de Iglesias y llamó a la colaboración.

A falta de que se conozca su programa —se comprometió a presentar “una elaboración programática de 100 días de Gobierno ciudadano que saque a la gente de la exclusión”—, Urbán lanzó una advertencia al PP: “Sabemos a quién nos estamos enfrentando. Queremos acabar con el marquesado de la corrupción que ha impuesto Aguirre y ha heredado su sucesor, Ignacio González. Su tiempo ha terminado”.

Por otra parte, en Cataluña, la candidatura apoyada por Iglesias y que encabeza Gemma Ubasart también tendrá rival. La lista Podemos Catalunya Plural, liderada por el abogado Pablo Barreneche, apuesta por englobar a los críticos. “Somos una candidatura plural, [con] gente de diferentes círculos sectoriales y territoriales”, dijo a Europa Press Jénnifer Del Río, quien abogó por tender lazos con otras listas alternativas.

Más información