Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol afronta la fase final del primer sondeo en las Islas Canarias

La empresa llega a los 3.092 metros y estudia si es viable continuar con las prospecciones

La probabilidad de éxito está entre el 15% y el 20%, recuerda la compañía

Un trabajador en la cubierta del 'Rowan Renaissance'.
Un trabajador en la cubierta del 'Rowan Renaissance'.

El sondeo en busca de indicios sobre la existencia de hidrocarburos que el buque Rowan Renaissance desarrolla frente a las costas canarias desde el 18 de noviembre ha alcanzado este lunes los 3.092 metros de profundidad. Es la cota máxima a la que tenía previsto llegar Repsol. A partir de ahora, comienza la fase final de esta exploración, que se desarrolla en la cuadrícula denominada Sandía, ubicada a 54 kilómetros de Fuerteventura.

Los análisis de las muestras que está tomando el buque determinarán si la compañía que preside Antonio Brufau continúa con la búsqueda de hidrocarburos al este de las islas -y acomete la siguiente prospección en la cuadrícula Chirimoya- o entierra este polémico proyecto, que cuenta con el apoyo del Ejecutivo central y con el rechazo del Gobierno canario. Fuentes de Repsol han indicado que los resultados de los trabajos de exploración se conocerán a finales de mes. "Desde el principio hemos dicho que la probabilidad de éxito está entre el 15% y el 20%", han recordado las mismas fuentes.

Entre este lunes y el próximo 20 de enero los trabajos se concentrarán también en el sellado del pozo Sandía. Repsol deberá decidir estos días qué rumbo debe tomar el buque Rowan Renaissance, cuyo alquiler diario ronda el millón de euros, según la compañía. En el caso de que los resultados sean lo suficientemente sólidos la empresa acometerá inmediatamente el siguiente sondeo en Chirimoya, para el que también cuenta con la autorización del Ministerio de Industria.

Pero, si esos análisis no son concluyentes, el barco pondrá rumbo a Angola para emprender otra campaña exploratoria. En este último caso, el proyecto podría retomarse en el futuro si las pruebas científicas lo determinan. "No hay una decisión tomada, todo está supeditado al primer sondeo", sostiene Repsol.

Más información