Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro desea retrasar dos años su retiro para concluir sus casos

El magistrado quiere terminar la instrucción del 'caso Palma Arena'

El juez José Castro, en los juzgados de Palma de Mallorca. Ampliar foto
El juez José Castro, en los juzgados de Palma de Mallorca.

El juez José Castro Aragón tiene intención de prolongar su vida laboral más allá de la fecha prevista en que está establecido su retiro, previsto reglamentariamente para el 20 de diciembre de 2015 cuando cumpla la edad de 70 años. Tras el trámite capital que ha sido en su carrera la conclusión del caso Nóos y la decisión de llevar a la infanta Cristina de Borbón a juicio, Castro desea alargar su vida profesional activa como juez durante dos años y pasar a tener una consideración de juez emérito.

Con esta categoría excepcional ocuparía una plaza de juez de refuerzo y podría completar los casos de supuesta corrupción, cuya instrucción inició, para dejarlos listos para su enjuiciamiento. En especial se trata de culminar la macrocausa del caso Palma Arena y el caso Over MCO, otro escándalo de supuesta corrupción por financiación sospechosa del PP aún por concluir en su juzgado, asunto destapado por el fiscal Pedro Horrach y en el que está imputado —entre otros ex altos cargos populares— el expresidente balear Jaume Matas. Al juez le incomoda especialmente, según fuentes judiciales, dejar incompleto el caso Palma Arena, que inició en 2008, y cuyo sumario se segregó por cuestiones operativas en 27 piezas penales.

Castro, nacido en Córdoba en 1945, que no pertenece a ninguna asociación profesional, es el más veterano en su puesto de los juzgados de instrucción de Palma, donde es titular desde 1990. La hipótesis sobre su futuro que baraja el instructor judicial era conocida desde hace semanas por compañeros de su confianza. En el entorno de su juzgado no se negó que Castro “tiene in mente” solicitar la citada prolongación. Una operación que queda condicionada a la aceptación de la petición por la superioridad y en cómo se plantea finalmente la oferta de trabajo al magistrado.

Castro es el más veterano en su puesto de los juzgados de instrucción de Palma, donde es titular desde 1990

El juez cree que esta prórroga excepcional serviría para trabajar de manera secundaria junto al juez que ocupe su plaza en el juzgado del que dejará de ser titular forzosamente. Castro tiene asignada una juez de refuerzo que se ocupa de otros asuntos habituales para que él pueda desempeñar su labor en el caso Palma Arena de manera casi monográfica. El juez no desea reengancharse para dedicarse a otros menesteres judiciales, con una intención meramente económica-laboral.

El instructor, que está en la carrera judicial desde 1976, ha ejercido en Dos Hermanas, Arrecife y Sabadell, así como en la Magistratura de lo Social de Palma adonde llegó en 1985.

Más información